Celebración ilegal de la concentración Pingüinos 2009

Ecologistas en Acción lamenta el inicio de la edición 2009 de la concentración motera “Pingüinos” en la Zona Natural de Esparcimiento del Pinar de Antequera, uno de los dos espacios naturales protegidos por la Junta de Castilla y León en la provincia de Valladolid, e intentará que ésta sea la primera y última edición que se celebre en el entorno de la playa de Puenteduero.

Los ecologistas recuerdan que la concentración afecta a un área de gran valor ecológico sujeta a distintas figuras de protección, como son: la inclusión del río y su ribera en la Red Natura 2000 de la Unión Europea; la declaración de la ribera y el pinar como Zona Natural de Esparcimiento por la Junta de Castilla y León; la catalogación del conjunto como Área de Singular Valor Ecológico por las Directrices de Ordenación del Territorio de Valladolid; y su clasificación como Suelo Rústico con Protección Natural por el Plan General de Ordenación Urbana de Valladolid. El pinar está catalogado además como Monte de Utilidad Pública.

Las obras ejecutadas y la propia concentración están expresamente prohibidas por el Plan Especial del Medio Natural del Pinar de Antequera, el Plan General de Ordenación Urbana de Valladolid y las Directrices de Ordenación del Territorio de Valladolid y Entorno, y siguen careciendo de la preceptiva declaración de impacto ambiental favorable.

No obstante, la vergonzosa anuencia de todas las administraciones competentes en el otorgamiento de los permisos (Ayuntamiento de Valladolid, Junta de Castilla y León y Confederación Hidrográfica del Duero), al parecer concedidos a última hora para evitar la intervención de la Justicia, ha hecho posible el despropósito de que un espacio natural protegido reciba una acampada masiva con utilización de vehículos a motor, realización de hogueras, desarrollo de conciertos al aire libre y otras actividades de gran impacto ambiental.

Según la Consejería de Medio Ambiente, la concentración motorista va a producir la pérdida de la regeneración del monte conseguida en 13 hectáreas, y un retraso en otras 18 hectáreas afectadas. Al desbroce del área afectada y el ensanchamiento de los caminos y áreas de estacionamiento, con un coste de casi 70.000 euros para el Ayuntamiento de Valladolid, se suma la realización de la acampada en sí, cuyos daños sobre el monte han sido valorados por la Consejería de Medio Ambiente en otros 45.000 euros.

Para poner de manifiesto la completa ilegalidad de todas las actuaciones realizadas por el promotor y las administraciones, y para evitar la reiteración de la concentración en el espacio natural durante los próximos años, Ecologistas en Acción recurrirá los permisos supuestamente otorgados, y se personará en las diligencias que se instruyan en el Juzgado de Instrucción nº 4 de Valladolid, que tramita la denuncia penal interpuesta el pasado 15 de diciembre por la posible comisión de tres delitos contra el medio ambiente y la ordenación del territorio, en los que también podrían estar implicados las autoridades y funcionarios que hayan informado favorablemente la concesión de permisos contrarios a las normas vigentes.

En todo caso, Ecologistas en Acción pide a la organización que extreme las precauciones para evitar el agravamiento de los daños ya producidos, y vuelve a proponer al Club Turismoto que busque para próximas ediciones un emplazamiento más adecuado para la realización de la concentración motera.




Visitantes conectados: 379