Silencio del presidente de la Junta Rectora del PN Sierra de Grazalema

Ecologistas en Acción solicita una reunión urgente de la Junta Rectora del Parque Natural Sierra de Grazalema para tratar la situación urbanística

Ante los últimos acontecimientos derivados de la oposición del Ayuntamiento de Benaocaz a la demolición de un bloque ilegal de apartamentos, Ecologistas en Acción denuncia el silencio del presidente de la Junta Rectora y demanda una reunión urgente de este órgano de participación.

En el Parque Natural Sierra de Grazalema han vuelto a surgir las tensiones y polémicas derivadas de la proliferación de construcciones ilegales. En este caso ha sido a raíz del intento de demolición de un bloque de apartamentos en la urbanización ilegal de Tavizna, demolición por dos veces impedida por la acción de propietarios de otras viviendas ilegales y por el propio Ayuntamiento de Benaocaz. Desgraciadamente las construcciones ilegales vuelven a ser motivo de enfrentamiento político entre partidos y administraciones, cuando todas las administraciones y todos los ciudadanos se deberían unir para hacer cumplir la legalidad urbanística, con un actitud unánime de “tolerancia cero” ante la especulación y la corrupción urbanística.

Por ello, a Ecologistas en Acción le ha extrañado el silencio del presidente de la Junta Rectora. Las Juntas Rectoras son órganos que tienen encomendadas “funciones de control, vigilancia y participación y, así mismo, velarán por el cumplimiento de la normativa reguladora del Parque Natural, propondrán normas para una eficaz defensa de sus valores ecológicos, promoverán el desarrollo sostenible tanto en el interior como en el entorno del Parque Natural y realizarán cuantas gestiones estimen positivas y necesarias para el espacio natural...”. Por tanto, es competencia de la Junta Rectora hacer las gestiones necesarias para hacer cumplir la legalidad en este espacio protegido. Este edificio se ha construido de forma ilegal en un suelo que el PGOU de Benaocaz clasifica como no urbanizable especialmente protegido, y que está incluido en el Parque Natural Sierra de Grazalema, por lo que es obligación de la Junta Rectora, y en primer lugar de su presidente, apoyar la sentencia que determina su demolición.

Ecologistas en Acción ha apoyado a la Consejería de Medio Ambiente (CMA) en su determinación de hacer cumplir esta sentencia de demolición, pero también ha denunciado que ha sido la permisividad de esta Consejería para con el urbanismo especulativo y las construcciones ilegales la que ha fomentado que se siga infringiendo la legalidad urbanística en el parque natural.

Hay que recordar también que la CMA y el presidente de la Junta Rectora llevan dos años boicoteando la realización de un informe sobre la situación urbanística del parque natural, informe que propuso Ecologistas en Acción y fue aprobado por la Junta Rectora y que tenía como objetivo analizar las causas de las ilegalidades urbanísticas en este espacio protegido y proponer y adoptar medidas que cuenten con el más amplio respaldo institucional y social para cortar de raíz el problema del urbanismo especulativo e ilegal.

Ecologistas en Acción ha solicitado formalmente al presidente de la Junta Rectora un pronunciamiento claro a favor del cumplimiento de la legalidad urbanística, y de apoyo a las sentencias de demolición, como la pendiente del mencionado bloque de apartamentos de Tavizna.

También hemos solicitado la inmediata convocatoria de una sesión de la Junta Rectora para abordar la situación urbanística del parque natural y la adopción de medidas urgentes para frenar de una vez por todas las construcciones ilegales. En dicha reunión vamos a proponer la concreción de un “Pacto por un urbanismo sostenible” para impedir que las construcciones ilegales sigan siendo armas arrojadizas por los partidos en función de a quien beneficie en cada momento su defensa o su denuncia.