Nefastas consecuencias del campeonato de windsurf

Nos ha sorprendido negativamente la intención del Parque Metropolitano Marismas de los Toruños y Pinar de la Algaida de organizar un campeonato internacional de windsurf en la Playa de Levante, desde Ecologistas en Acción apoyamos el deporte y nada tenemos en contra del windsurf, posiblemente sea uno de los menos contaminantes, sin embargo hay que señalar que para las fechas escogidas para la celebración del campeonato es coincidente con la cría de dos especies de aves en la playa de Levante, el charrancito común (Sterna albifrons) y el chorlitejo patinegro (Charadrius alexandrinus), ambas especies crían en el suelo camuflando los huevos entre las conchitas y piedrecitas, esta magnífica estrategia para evitar a los depredadores no funciona ante un intenso uso público como viene siendo habitual durante la fecha estival ya que los huevos y los pollos son pisoteados y destruidos inconscientemente. Fuentes del Parque Metropolitano afirmaron durante el pasado verano que el número de ejemplares en las diversas colonias repartidas por la playa de levante se habían reducido un 66,6% en los dos últimos años pasando de 120 a 40 parejas. El excesivo número de participantes, más de 400, junto con el público asistente en esta fecha crucial para la perpetuación de la especie, supondrá una fortísima presión durante los 5 días que durará el campeonato impidiendo que puedan realizar la reproducción en condiciones óptimas, igualmente hemos de recordar que el PORN y el PRUG del Parque Natural Bahía de Cádiz en el que se incluye el Parque Metropolitano cataloga tanto al Charrancito común (Sterna albifrons) como al Cholitejo patinegro (Charadrius alexandrinus) como especies prioritarias para la conservación y mantenimiento de colonias de cría:

En el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Natural respecto a las colonias de cría se expresa en el apartado 3 referente a los criterios de gestión:

“Se prestará una atención especial a la conservación y en su caso restauración de los hábitats que sustenten a las aves migratorias de interés comunitario, internacional o protegidas en virtud de la normativa vigente así como a aquellas cuya área de nidificación sea muy limitada dentro del Parque Natural.

Las actuaciones encaminadas a la preservación de las poblaciones de aves litorales prestarán una atención especial a las especies de aves que cumplan los siguientes criterios en el marco del Parque Natural:

a) Sean especies migratorias y cumplan el criterio RAMSAR del 1%.

b) Utilicen el Parque Natural como zona de reproducción y cría.

c) Estén catalogadas como especies amenazadas.

d) Presenten zonas de nidificación y alimentación reducida dentro del Parque Natural.

19. En este sentido serán prioritarias las siguientes especies: Charadrius alexandrinus, Platalea leucorodia, Sterna albifrons, Recurvirostra avosetta, Himantopus himantopus, Phoenicopterus ruber.”

No entendemos como el Parque Metropolitano después de apoyar durante varios años una campaña de voluntariado (la última fue este verano) para la conservación del charrancito consistente en colocar voluntarios ambientales junto a las colonias de cría para informar a los usuarios del parque sobre esta especie y concienciar sobre su conservación durante los meses de julio y agosto se plantee este evento justamente en fechas donde aun no han finalizado la cría.

Por todo ello hemos presentado un escrito en las oficinas del Parque Natural Bahía de Cádiz y en las del Parque Metropolitano dirigidos a sus respectivos directores solicitando un cambio de ubicación del evento en base a que la primera función de los Espacios Naturales Protegidos es su conservación y la de las especies que habitan en ellos, estén protegidas o no por las legislaciones vigentes, igualmente creemos que no debería de haber problema para cambiar esta ubicación puesto que el Puerto de Santa María cuenta con 22 kilómetros de costa para así no sacrificar los valores naturales del Parque Natural Bahía de Cádiz.