Quema de restos de talas y podas en el Parque de La Muela

Miembros de Solano-Ecologistas en Acción han detectado y fotografiado los restos ardientes de las podas y las talas que nuestro consistorio lleva a cabo en el mismo seno del “pulmón verde” de El Viso. Las quemas, que parecen ser sistemáticas, tienen lugar en la última cárcava del parque, en la zona sureste, colindando ya con la vía verde, donde se han acumulado desde hace meses cientos de kilos de materia vegetal supuestamente destinada a pasar por un “ecológico y natural” proceso de compostaje.

En la anterior legislatura, el entonces único responsable en materia medioambental, Antonio Salvat, firmó un promocionado acuerdo con una ONG para comprometerse a fomentar la producción y uso del compost (humus obtenido artificialmente por descomposición bioquímica en caliente de residuos orgánicos) con fines ecológicos. Algo muy loable de no haberse acumulado, en verano, ingentes cantidades de masa vegetal combustible, de leña, en un lugar del Parque de La Muela desde el cual se han propagado varios incendios (el mismo que traemos a colación en este artículo). Hace tan sólo unos meses, un antiguo compañero nuestro, Manuel Jesús Morillo, comunicaba con gran alegría a los medios de comunicación, que el ayuntamiento había comprado una máquina destinada a facilitar el proceso de compostaje mediante la trituración del ramaje. En fin, las buenas intenciones.

Hace dos semanas comenzó a funcionar la máquina trituradora en “La Muela”, con tanta eficacia como probado estruendo. Pero a la vez que se amontonaban grandes cúmulos de virutas, se procedió por parte de los operarios presentes a la quema de la mayor parte de los restos vegetales acumulados durante meses, provocando una contaminante y pestilente humareda gris (muchas ramas se acumulaban en bolsas de la basura que han sido también incineradas). Estos incendios se han venido repitiendo de manera irregular hasta la semana pasada, al margen de que estuviera presente la tan cacareada máquina; haciéndole un chico favor al medioambiente visueño en general, y al entorno de “La Muela” en particular.

En Solano queremos ser constructivos. Por ello, pedimos a los varios responsables de medioambiente de nuestro Ayuntamiento que, en primer lugar, cesen los incendios de inmediato; en segundo lugar, se cumpla en todos sus términos el acuerdo sobre elaboración de compost firmado por el señor Salvat; en tercer lugar, se siga usando la máquina de manera razonable, y al ser posible, fuera de un parque donde no debieran tener lugar ni el ruido ni el impacto visual causado por una ingente cantidad de desechos vegetales.

Otro mundo es posible si todos hacemos algo al respecto.