La antigua piscina no debe perder su arboleda

Solano-Ecologistas en Acción del Viso del Alcor y la Asociación Cultural la Cornisa de los Alcores muestran su preocupación con las obras del polideportivo San Sebastián. Sus instalaciones van a ser puestas “patas arriba”. Obviamente necesitan una reforma que acabe con la inutilidad de los viejos vestuarios y con el vergonzante y peligroso estado de algunas de sus pistas. ¡Ya era hora de poner fin a tanto abandono!

Pero mucho nos tememos, porque información y participación ciudadana sobre el proyecto no ha habido ninguna, que la actuación prevista -construir pistas de pádel, tenis y polivalente- sea a costa de destruir una extraordinaria zona verde: la de la piscina municipal. Su estupenda arboleda, con su zona de “césped” incluida, mientras la piscina estuvo abierta y cuidada, fue un gran atractivo para familias visueñas y forasteras que acudían a este lugar para pasar los días de fiesta.

Hoy, en nuestro pueblo, dado el estado de abandono del Parque de la Muela y de los múltiples problemas que acumula (malos olores, ratas, perros sueltos) no existe ningún parque público o espacio verde de recreo para hacer una comilona en contacto con la naturaleza. Por ello, proponemos que esta zona verde sea conservada y reutilizada como tal, pues está muy consolidada y tiene unas potencialidades extraordinarias. Está vallada y sólo necesita imaginación y algo de mobiliario, en concreto, merenderos, barbacoas, juegos infantiles y aparatos sencillos (palancas, paralelas, bancos para pedalear o para hacer abdominales) con el objetivo de que las personas de la tercera edad o las jóvenes puedan hacer ejercicios de gimnasio al aire libre.

Esta propuesta de Solano-Ecologistas en Acción y de Cornisa no está reñida con la intención del equipo de gobierno de construir las pistas de tenis, pádel y polivalentes, pues éstas se pueden levantar perfectamente en otros lugares del Polideportivo. Lo que si choca con ellos es nuestra concepción del despilfarro. Consideramos que por razones ecológicas y económicas, y más en tiempos de crisis, no se deben desperdiciar elementos que siguen siendo válidos como gran parte del cerramiento del Polideportivo.

Según tenemos entendido dicho vallado va a ser derribado y sustituido en su totalidad, gasto que nos parece innecesario, pues simplemente necesitaría algunos retoques puntuales, ya que hace sólo 6 años, con motivo de la inauguración del campo de césped, se le puso un suplemento totalmente nuevo que se conserva estupendamente. Pensamos que el dinero que se va a gastar innecesariamente en esa actuación es dinero de todos que debería ser destinado a otras necesidades.