Barbarie en el cierre de la temporada de caza mayor

La temporada se dio oficialmente por concluida a finales de este pasado mes de enero. Sin embargo, con posterioridad, la Delegación provincial de la Consejería de Medio Ambiente ha autorizado monterías en montes públicos y espacios protegidos: Andévalo y Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche.

Según denunció Juan Romero, de Ecologistas en Acción de Huelva, estas monterías, en esta época del año, suponen una auténtica carnicería para las especies, principalmente jabalíes y ciervas, ya que la mayoría están preñadas, en periodo muy avanzado de gestación (ciervas), y otras en plena época de crianza (jabatas). Muchas de las crías mueren en el vientre de la madre y otras de hambre, al ser abatidas por los disparos sus madres.

Por este motivo, Ecologistas en Acción hace un llamamiento a los auténticos cazadores para que presionen a la Junta de Andalucía y se respeten los periodos de reproducción de las especies cinegéticas, se cace lo estrictamente necesario y no se mate a las hembras preñadas o en época de cría. Asimismo, solicitamos que se extreme la vigilancia ante la proliferación de todo tipo de furtivos, ricos y pobres, que en la mayoría de los casos matan por matar o simplemente por los trofeos.

De igual modo, ante la proliferación de estas prácticas solicitamos a la administración competente que el SEPRONA se dedique exclusivamente a la vigilancia, control y protección de la naturaleza y no para otras tareas como por ejemplo orden público, tal y como ocurre en la actualidad.