10 años de retraso en la defensa de la naturaleza

Todas las versiones de este artículo: [English] [Castellano]

Ecologistas en Acción denuncia que el próximo domingo, 8 de marzo, se celebran 10 años de la presentación por Isabel Tocino, entonces Ministra de Medio Ambiente, de la Estrategia Española de Biodiversidad, la cual no llegó nunca a aplicarse. Desde entonces la política de biodiversidad ha sido prácticamente inexistente y ha estado íntegramente supeditada al crecimiento económico.

El 8 de marzo de 1999, la primera Ministra de Medio Ambiente, Isabel Tocino, presentó con un gran acto público la Estrategia española para la conservación y el uso sostenible de la diversidad biológica, siendo esta una respuesta a los compromisos adquiridos por el Estado español en el Convenio sobre Diversidad Biológica. Para Ecologistas en Acción dicha estrategia de biodiversidad resultaba esencial para lograr una verdadera política de conservación que incluyese los principios de conservación y sostenibilidad en los diferentes sectores de la actividad económica y social. Por ello, en su presentación, Isabel Tocino calificó la estrategia como “un gran pacto sociopolítico”.

Sin embargo, dicho “pacto sociopolítico”nunca llegó a aplicarse, ni se elaboraron la gran mayoría de los planes sectoriales, que tenían como objetivo que la conservación de la biodiversidad condicionase las políticas sectoriales que mas destruyen la naturaleza.

En 2005 el Ministerio de Medio Ambiente, debido a las presiones de las organizaciones ecologistas, asumió el compromiso de revisar y actualizar la Estrategia, empezando por aprobarla en Consejo de Ministros en 2006, algo que nunca llego a realizar y nuevamente la estrategia fue abandonada.

También en 2005, y como parte de la actualización de la estrategia, el Ministerio de Medio Ambiente estableció nuevos objetivos y medidas a desarrollar en materia de biodiversidad de cara a 2010, asumiendo múltiples medidas y calendario para su cumplimiento. Entre dichos nuevos compromisos, destacaron por su importancia: la creación en 2007 del Consejo Nacional para la Biodiversidad; analizar los efectos de las políticas sectoriales sobre la biodiversidad para 2009, la designación formal como ZEC (Zonas Especiales de Conservación) de todos los Lugares de Importancia Comunitaria en 2005, la aprobación de las directrices comunes para la Red Natura 2000 en 2006-2007, y desarrollar en 2007 una Estrategia Nacional sobre especies exóticas invasoras, incomprensiblemente ninguna de estas medidas se ha cumplido.

El resultado del abandono e incumplimiento de la mayoría de los objetivos establecidos en la Estrategia de Biodiversidad ha provocado que en la última década se haya acumulado un importante retraso en el desarrollo de la política de biodiversidad, habiéndose limitado esta prácticamente a iniciativas concretas sobre algunas de las especies con mayor peligro de extinción y de protección, mas teórica que real, de algunas zonas. El único avance importante logrado en estos últimos diez años, aunque insuficiente, fue la aprobación en la pasada legislatura de la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad, pero desde su aprobación se viene acumulando un importante retraso en su aplicación, especialmente en la elaboración del Plan Estratégico Nacional del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, heredero directo de la Estrategia Española de Biodiversidad.

Pero el retraso de estos 10 años se hace también patente en aspectos de gran importancia para la conservación de las especies amenazadas, como es la aprobación de las Estrategias Nacionales de Especies Amenazadas. Estas estrategias tienen una gran relevancia ya que establecen las principales líneas de acción que deben desarrollarse y constituyen el marco de trabajo que garantiza una mínima coordinación entre las diferentes Comunidades Autónomas e instituciones implicadas en la conservación de cada especie.

La falta de interés e impulso del Ministerio de Medio Ambiente, provocó que hasta 2005 solo fuesen once las estrategias aprobadas, de los 160 taxones (especies y subespecies) catalogados como “en peligro de extinción” en el Catalogo Nacional de Especies Amenazadas. Y aunque en ese año el Ministerio de Medio Ambiente se comprometió a la aprobación para 2008 de veinte nuevas estrategias, en realidad en 2008 solo se habían aprobado cuatro nuevas Estrategias Nacionales para Especies Amenazadas. Además, a ello debe sumarse el escaso nivel de aplicación de muchas de estas estrategias.

Al evidente abandono de la Estrategia de Biodiversidad, y al retraso en la política de biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente, se suma la descoordinación y pasividad de las comunidades autónomas, y muy especialmente el creciente impacto del actual modelo de desarrollo, basado en el constante crecimiento económico. Por todo ello la situación de la biodiversidad continúa empeorando

Por ello, ahora que quedan menos de dos años para finalizar el plazo establecido en la Cumbre de Gotemburgo por todos los jefes de Gobierno de frenar la pérdida de biodiversidad para 2010, Ecologistas en Acción exige a todos los Gobiernos que adopten medidas urgentes y extraordinarias para intentar que, al menos en primera instancia, se consiga reducir de forma significativa el ritmo de pérdida de la diversidad biológica.