Asamblea Provincial en Nerva

La Asamblea Provincial anual de Ecologistas en Acción de Huelva se reunió este sábado 7 de Marzo en Nerva con presencia de representaciones de grupos ecologistas de las comarcas de la Costa, Huelva, Campiña- Condado, Cuenca Minera y Sierra de Huelva, que hicieron balance de sus actividades en el año 2008, repasaron los principales problemas ambientales que afectan a la provincia, y establecieron su plan de actividades para el presente año 2009.

La actual política energética y de transporte basada en el consumo insostenible de combustibles fósiles está en el origen de los graves problemas de cambios climáticos que afectan al conjunto del planeta. La ofensiva gubernamental de cubrir de autovías y carreteras rápidas la Sierra de Huelva aparte de ahondar en esos problemas, puede transformar profunda y negativamente el paisaje y la forma de vida de la comarca serrana y junto con la absurda 2ª autovía sobre Marismas del Odiel, pone en evidencia la hipocresía y cortedad de miras de los políticos promotores. Gobierno central y autonómico, disfrazados de lenguaje “sostenible” parecen actuar sólo en función de los intereses de los grandes grupos constructores que ante la crisis del ladrillo han vuelto su voraz mirada a las grandes infraestructuras viarias. En vez de buscar una recuperación del ferrocarril y de los transportes colectivos se siguen planteando agresivas obras públicas al servicio del automóvil privado que abren camino de paso a la urbanización masiva de nuevos territorios.

La crisis del ladrillo ha puesto en evidencia la sinrazón del crecimiento económico capitalista que ahora genera también una grave situación social en la que una vez más, los trabajadores y la población más pobre pagan las consecuencias de la orgia de enriquecimiento que lanzaron y encabezaron los bancos e inmobiliarias al amparo de los grupos políticos de poder. La asamblea de Ecologistas en Acción manifestó su solidaridad con los afectados por la pérdida de empleo y la persecución de los usureros, a la vez que hace una apuesta por otras formas de producción y consumo basadas en el respecto al medio ambiente, que busquen generar mejor calidad de vida y más felicidad frente a este modelo económico de casino que destruye recursos naturales y arruina vidas, incluidas las humanas. Así, la asamblea consideró que el final de los vertidos de Fertiberia en las Marismas del Tinto debe conllevar el inicio de labores de restauración ambiental con el objetivo de recuperar unos espacios marismeños que nunca se debieron haber perdido. La defensa del bosque mediterráneo frente a los cambios de usos y las redes de corrupción como las descubiertas en el entorno de Doñana, empujan también al movimiento ecologista a continuar con su oposición a las plantaciones de eucaliptos reiniciadas en el entorno del Parque Nacional, así como en numerosos espacios de la Sierra, desde Picos de Aroche hasta Higuera y Zufre.

La asamblea concluyó con un recorrido por el perímetro del vertedero de Nerva en el que las gentes asistentes pudieron comprobar los incumplimientos e irregularidades en que incurre esta instalación tóxica y que demuestran la razón que nos asistió en nuestro apoyo y participación a la ejemplar lucha de Nerva contra la imposición del vertedero. Por ello y porque consideramos que esta instalación ha terminado siendo un obstáculo más en la búsqueda de la producción limpia que propugnamos, Ecologistas en Acción manifiesta su apoyo al pueblo de Nerva, a su Ayuntamiento y al Alcalde, que están haciendo lo que deben hacer, oponiéndose a una ampliación que no deja de ser otro intento de imposición injusta.

Ecologistas en Acción considera que la Junta de Andalucía ha hecho dejación de sus funciones de vigilancia y control en materia de gestión de residuos peligrosos y debería cerrar esta instalación que sólo funciona con criterios de negocio, buscando y atrayendo residuos peligrosos de fuera de Andalucía e incluso de fuera del país, en contra de las justificaciones que usaron en su día dijeron para imponerla.