Las amenazas de GECOBESA sobre la Covatilla esconden su pinchazo inmobiliario

La desesperación de GECOBESA ante la mala situación de su complejo inmobiliario y su modelo de especulación urbanística, camuflado de desarrollo para la comarca de Béjar, ha llevado a la empresa promotora de la estación de esquí de La Covatilla a amenazar con su cierre si no se invierte dinero público en mantenerla. Esto demuestra el morro de Francisco Montero, que pretende que toda la población Castellano-Leonesa contribuyamos al aumento de sus beneficios privados. La cara dura no tiene límites.

La empresa promotora de la estación invernal de La Covatilla le hecha morro una vez más y chantajea a las administraciones y a la población de la zona con su cierre a no ser que encuentre nuevos apoyos económicos. Quiere convencer a la ciudadanía de la comunidad de que debe colaborar en el mantenimiento de un modelo de desarrollo devastador de los valores naturales y socioculturales, un modelo de desarrollo que únicamente beneficia a la empresa promotora de la especulación urbanística en el entorno de Béjar y Candelario.

Ecologistas en Acción de Salamanca califica a Francisco Montero de oportunista y opina que: “GECOBESA no está en posición de exigir nada a la administración, cuando ha incumplido tantas veces la legislación ambiental, cuando ni siquiera cumple sus obligaciones de pago a los municipios, y cuando está hipotecando el futuro de los habitantes de la comarca de Béjar en una búsqueda de su único beneficio privado”.

Este anuncio de GECOBESA demuestra, por un lado, la falta total de rentabilidad de La Covatilla, que no hará sino agravarse, sobre todo teniendo en cuenta que los estudios científicos prevén que los efectos del cambio climático serán especialmente intensos en las zonas de montaña del sur de Europa, en particular España. Por otro lado también demuestra la grave crisis inmobiliaria en la que GECOBESA se ve inmersa, motivada por una especulación galopante en una zona de alto valor ecológico.

“La petición de ayuda económica para la consolidación de la estación de La Covatilla es una cortina de humo para seguir manteniendo su maltrecho negocio inmobiliario” opinan los ecologistas.

Esta asociación quiere recordar que la última DIA rechazaba TODAS las actuaciones del Master Plan “en tanto no exista un Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de Candelario o, en su caso, un Plan de Gestión de la Red Natura 2000 que contemple las actividades que en el futuro puedan plantearse y que afecten directa o indirectamente a la zona de La Cardosa”. Tanto la Comisión Europea, en su visita y en su informe, como el Procurador del Común en su resolución de octubre de 2008, se manifestaron en el mismo sentido. “No cabe ampliación alguna de las instalaciones por Candelario ni por Gredos, si no protección de estos valiosos parajes” señalan desde Ecologistas en Acción de Salamanca.

Ecologistas en Acción de Salamanca insta a la Junta de Castilla y León a apostar por la sostenibilidad y agilizar el PORN del Parque Natural de Candelario, en vez de declarar a la Covatilla como proyecto de interés turístico regional. Esta asociación quiere informar a la población de la comarca de Béjar y a los alcaldes de sus municipios, que la estación de esquí y la cara dura de GECOBESA está negando la llegada de fondos económicos reales a los municipios de la Sierra de Béjar-Candelario. Dentro del “Programa de Parques Naturales” se han destinado más de 3 millones de euros al Parque Natural de Arribes del Duero durante el 2008, y para el 2009 se han previsto ayudas para particulares del entorno rural por un valor de 505.595 €. El municipio de La Alberca, ubicado dentro del Parque Natural de Las Batuecas-Sierra de Francia recibirá en el 2010 una ayuda de 75.688,25 euros, y el Cabaco 32.874,43 €.

La agrupación ecologista manifiesta que “la actividad depredadora de GECOBESA está impidiendo que los municipios incluidos en el futuro Parque Natural de Candelario se beneficien de ayudas de este tipo, es un dinero que Francisco Montero les está negando, ofreciéndoles a cambio especulación urbanística y destrucción de los valores naturales y socioculturales de su entorno” y añaden “Mientras tanto GECOBESA ni siquiera paga a Béjar y a La Hoya los cánones correspondientes por estar la estación de esquí ubicada en sus términos municipales”. Es una desvergüenza total que exija a la ciudadanía de la comunidad colaboración económica.

Durante la reunión celebrada en Béjar la semana pasada con representantes de otras instalaciones de nieve, se volvió a insistir en la idea lanzada por Oscar López, Secretario Regional del PSOE en Castilla y León, de crear una marca conjunta para las seis estaciones de esquí de la Comunidad.

En general, el ejemplo que proponen los socialistas de Castilla y León no puede ser más desafortunado, pues se trata de insistir en un modelo de desarrollo agotado, experimentado bien por los socialistas aragoneses con la empresa esquí-urbanizadora Aramón, totalmente superado en países de nuestro entorno y destructor. Está basado en la especulación urbanística y el desprecio por el patrimonio natural y sociocultural de las montañas, y se muestra radicalmente enfrentado a cualquier criterio de sostenibilidad ambiental, social o económico.

“Con estas miras de futuro, Óscar López puede dejar chicos a todos los responsables del PP castellanoleonés que vienen permitiendo el beneficio especulador de unos cuantos poceros”, dicen en Ecologistas en Acción de Salamanca. Y añaden: “Somos muchos los que no vamos a permitir que el dinero de todos en esta comunidad vaya a engordar las cuentas de unos cuantos lobbys privados porque urbanizar nuestros pueblos cantábricos, ibéricos y del central no parece una idea innovadora; el disparate de Oscar López es mayúsculo”.

Urge una apuesta por la sostenibilidad con la declaración del Parque Natural de Candelario, bajo cuyo paraguas la sierra de Béjar-Candelario tendrá un aprovechamiento sostenible.