La Junta entorpece nuestro trabajo voluntario

La Junta de Andalucía deniega permisos de asistencia a varamientos de cetáceos y tortugas marinas a Ecologistas en Acción-Cádiz, grupo que lleva trabajando 7 años en la materia y ha asistido a mas de 300 varamientos en la costa gaditana.

El grupo DELPHIS, Ecologistas en Acción de Cádiz, gestiona un voluntariado ambiental centrado en la asistencia en playa de ejemplares de cetáceos y tortugas marinas. Los integrantes del colectivo asisten a animales marinos que alcanzan las playas de la provincia, tanto vivos como muertos. Lo hacen de forma voluntaria y sufragando sus propios gastos, se trata de personal cualificado puesto que la gran mayoría de sus integrantes son estudiantes de ciencias del mar y ciencias ambientales y además presenta amplia cobertura geográfica debido a la presencia de grupos locales de Ecologistas en Acción en muchos puntos del litoral de la provincia. Anualmente exponen los datos recopilados y además también organizan cursos de formación sobre el medio ambiente marino.

Mientras tanto, la Junta de Andalucía, que legalmente tiene las competencias sobre la gestión de especies marinas protegidas de todo el litoral andaluz, gestiona la materia a través del C.R.E.M.A. (Centro de Recuperación de Especies Marinas Amenazadas) localizado en Málaga y su empresa pública EGMASA, obviamente, dentro de los más de 2.000 Kilómetros de litoral andaluz se dejan amplios parches de litoral sin cubrir y se relega la asistencia in situ de estos animales a un sistema funcionarial donde no se presta una asistencia suficiente si un animal alcanza la playa fuera de las ocho horas laborables de sus gestores. Esta actitud ha sido denunciada repetidas veces por Ecologistas en Acción.

Último varamiento de delfín listado asistido por voluntarios de DELPHIS el pasado 28 de Enero de 2009, en la playa de Camposoto en San Fernando.

Es precisamente a raíz de esta pérdida de datos, útiles para conocer el estado de conservación de las especies marinas que más lo necesitan, como surgió el grupo DELPHIS y al que no se le permite trabajar en la amplitud de sus posibilidades. El carácter voluntario que presenta el grupo hace que sea difícil ofrecer un servicio similar por parte de la administración, pues a ésta le supondría una elevada cuantía económica sufragar los salarios y los fungibles de los voluntarios que se personan en las playas.

Por ello nos ha sorprendido desagradablemente la denegación de la renovación del permiso de gestión, manipulación y toma de muestras de ejemplares varados, denegación que ha firmado la Directora General de Gestión del Medio Natural Marina Martín Jiménez en el escrito remitido a nuestra organización, con fecha de registro de salida del 23 de Enero de 2009. Las razones esgrimidas son más sorprendentes aún:

· Se argumenta que los varamientos ya están atendidos por los técnicos de la empresa EGMASA, y que por tanto no hace falta la labor de los voluntarios. Con este argumento habría que desautorizar la labor de todos los grupos de voluntarios medioambientales existentes.

· Así mismo en el escrito de la Directora General de Gestión del Medio Natural se insta al grupo DELPHIS-Ecologistas en Acción a integrarse en los grupos de voluntariados ambientales que tiene organizado la propia Consejería. Esta propuesta nos parece sencillamente lamentable. Se argumenta que no hacen falta los voluntarios, pero se nos presiona para que nos incorporemos a grupos de voluntarios controlados por la CMA, con la evidente pretensión de desmembrar el tejido social de las ONGs y subyugar su autogestión a los intereses de la Junta de Andalucía.

Ante este panorama el colectivo ha decidido seguir realizando su trabajo con normalidad, procederán siempre bajo los límites impuestos legislativamente, es decir, sin tomar muestras ni realizar necropsias, y seguirán prestando asistencia a todos los varamientos que les sea posible, ofreciendo sus datos al público y cubriendo las notorias deficiencias de la Junta de Andalucía en la gestión de la fauna marina amenazada.

Ecologistas en Acción lamenta que la Consejería de Medio Ambiente, en vez de fomentar la participación de los ciudadanos y de las ONGs en la conservación de nuestra biodiversidad, la obstaculice de forma vergonzosa.

Ecologistas en Acción ha pedido a la consejera que renueve la autorización de trabajo de los voluntarios de DELPHIS y que nos aclare el porqué de esta actitud obstruccionista para con una entidad ecologista formada por voluntarios y voluntarias, mientras gastan millones de euros en campañas publicitarias demandando el compromiso ciudadano en la defensa del medio ambiente.