Morón pretende modificar las normas de uso en suelo no urbanizable

La modificación, impulsada por el Concejal de Urbanismo e hijo del alcalde Francisco Manuel Morilla, será denunciada ante la Fiscalía de Medio Ambiente, si se aprueba en el Pleno Extraordinario del 26 de marzo convocado al efecto.

El pasado 18 de diciembre de 2008 culminó, mediante aprobación por parte del Pleno del Ayuntamiento de Morón, el proceso de Adaptación Parcial de las Normas de Planeamiento de Morón a la LOUA, en virtud de lo previsto en el Decreto 11/2008 que la Junta aprobó para facilitar la construcción de viviendas de VPO en aquellos municipios que habían incumplido los plazos establecidos en la LOUA para aprobar el PGOU. Dicho proceso tuvo su plazo de Información Pública en septiembre de 2008 y obtuvo el preceptivo informe de la Consejería de Vivienda en noviembre. Sólo faltaba la publicación en el BOP de la aprobación definitiva.

Ahora, el Concejal de Urbanismo, Francisco Manuel Morilla, hijo del Alcalde, pretende modificar toda la regulación de usos del Suelo No Urbanizable que se aprobó hace tres meses, mediante una corrección de errores y sin ninguna información pública.

Ya lo quiso intentar la pasada semana mediante la vía de urgencia en un Pleno Ordinario, pero finalmente, ante las advertencias de Ecologistas en Acción retiró la propuesta. Ahora ha convocado expresamente un Pleno Extraordinario para sacar adelante su propuesta.

La supuesta “corrección de errores”, que nada tiene que ver con la construcción de viviendas de VPO, afecta a los usos de todo el suelo rústico de Morón, incluyendo Zonas de Especial Protección y gran valor medioambiental y paisajístico como la Sierra de Esparteros, la Dehesa de Arenales, la Sierra de San Juan, la Peñiagua y la cuenca alta del Guadaíra, que tiene un buen estado de conservación ya que no recibe actualmente ningún vertido industrial.

La modificación podría facilitar la completa destrucción física de la Sierra de Esparteros, que actualmente soporta una cantera salvaje con una licencia municipal caducada desde 1997, y que la empresa explotadora, con relaciones personales con la familia Morilla, pretende seguir explotando hasta el año 2042, gracias a la “corrección de errores” que se pretende aprobar.

Igualmente la “corrección de errores” afecta a los usos autorizables en el Cortijo de Zafra, propiedad del propio Alcalde Morilla y situado entre la Sierra y el Guadaíra.

Por su parte, Ecologistas en Acción ya ha puesto los hechos en conocimiento de la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía. Y si finalmente la modificación fraudulenta se aprueba en Pleno, sin que previamente se someta a Información Pública, Ecologistas en Acción denunciará los hechos ante la Fiscalía de Medio Ambiente y no dudará en paralizar judicialmente todo el Planeamiento Urbanístico de Morón, igual que recientemente han paralizado los grupos ecologistas el Plan de Ordenación del Cabo de Gata en Almería, que pretendía legalizar la construcción del Hotel ilegal del Algarrobico.

Ecologistas en Acción quiere recordar a todos los concejales que su voto favorable puede conllevar responsabilidades penales, y que el desconocimiento del contenido de lo que votan, además de ser éticamente inmoral, no exime de esas responsabilidades penales.

Ecologistas en Acción confía en que el sentido común se imponga, se retire la propuesta, y se someta la modificación planteada a un periodo reglado de Información Pública en virtud del artículo 86 de la Ley de Procedimiento Administrativo.