El PSOE suprime los trenes de Salamanca a Barcelona y Bilbao

El PSOE siempre será recordado en la provincia de Salamanca, por dirigir el gobierno que suprimió los trenes de la Ruta de la Plata y de La Fuente de San Esteban a Oporto. Con el paso de los años, y cada vez que este partido político concurre a las elecciones se lamenta con lágrimas de cocodrilo por haber tomado en su día aquella decisión y promete cínica e hipócritamente, por activa y por pasiva, la reapertura de dichas líneas. No tuvo empacho el propio Zapatero asociar fondos del mesiánico y fantasma plan del Oeste para tal fin.

Estos días, para demostrar una vez más cómo este partido carece de cualquier tipo de credibilidad política y de coherencia programática anuncia sin más la supresión de los trenes a Barcelona y a Bilbao. De todos es conocida la política deliberada y sistemática de RENFE de deteriorar los servicios de trenes convencionales hasta provocar una auténtica huida de usuarios hacia otros sistemas de transporte.

Evidentes son las ventajas ambientales y de seguridad que conlleva el transporte por ferrocarril, así lo entienden en Europa, por tratarse de un sistema sostenible desde el punto de vista de las emisiones a la atmósfera.

España es uno de los países que más descaradamente incumple los compromisos de emisiones de CO2 y así lo reconocía el PEIT -Plan Estratégico de Infraestructuras del Transporte- elaborado por el anterior gobierno de Zapatero. Dicho documento oficial reconoce un abuso excesivo del crecimiento de las vías de gran capacidad de carreteras frente al abandono de ferrocarril. En un ejemplo más de descoordinación e incoherencia, el PSOE en el gobierno anuncia dos nuevas supresiones que no vienen si no a acentuar aún más los desequilibrios territoriales que secularmente sufre nuestra tierra; potenciando aún más la circulación del transporte por carretera responsable del aumento de emisiones contaminantes.

El exponencial e irracional aumento del transporte por carretera aconseja el aprovechamiento de corredores ferroviarios en favor de un transporte más sostenible y seguro, como se hace en el resto de Europa y sin embargo el PSOE apuesta por dejar en el abandono y el desuso nuestras ya desiertas líneas férreas tradicionales.

Desde Ecologistas en Acción de Salamanca condenamos la irracional e hipócrita política de transporte del gobierno que una vez más apuesta por el transporte insostenible contaminante e inseguro como es el modelo único de la carretera. El señor subdelegado del Gobierno debería de explicar a los salmantinos cómo es posible que su partido permanezca impasible ante una nueva agresión a la provincia de Salamanca que tanto dice defender.

Ángel Sánchez Corral

923 24 62 94