Se proyecta una planta de tratamiento de residuos industriales en Chinchilla

El 25 de marzo, Ecologistas en Acción daba cuenta ante los medios de comunicación de nuestra provincia, de las alegaciones a la construcción de una planta de tratamiento, almacenamiento, incineración y vertedero de residuos industriales, en el municipio de Chinchilla, en las instalaciones del antiguo polvorín que había usado el Ejército para las maniobras militares.

Este proyecto se ha planteado por parte de una empresa inmobiliaria, que no figura como gestora de ningún tipo de residuos, por lo que podría tratarse de una operación de especulación inmobiliaria para que una vez se obtenga la licencia, vender los terrenos clasificados a otra empresa.

En la reunión que hemos mantenido con el delegado de Industria le hemos planteado la necesidad de que este tipo de instalaciones se deben planificar por la administración, como ocurre con los residuos urbanos, y construirse lo más cerca posible de los polígonos industriales que son los que generan estos residuos. Además parece que en el citado proyecto se recibirían los residuos de varias industrias de Valencia, Alicante o Murcia, como ya ocurría en un proyecto que se intentó en las proximidades de Jorquera hace unos años. Recordamos que la legislación obliga a que los residuos peligrosos (como es el caso de éstos) no se exporten de unos países a otros, por lo que entendemos que lo mismo sería aplicable entre las comunidades autónomas para minimizar los riesgos del trasporte.

Los técnicos de la delegación nos informaron de la gestión administrativa de este proyecto, que no podría ser aprobado tal y como la empresa lo ha planteado, ya que no se autorizaría ningún tipo de incineración, ni la recepción de alguno de los tipos de residuos que contempla el proyecto.

A pesar de estas limitaciones, desde Ecologistas en Acción le hemos planteado nuestra absoluta oposición a la ubicación de este tipo de proyectos en las zonas rurales y le recordamos el anuncio hecho público hace varios años de la construcción de una planta de este tipo en Campollano, de la que no hemos vuelto a saber más desde que se anunció públicamente por el concejal del ayuntamiento de Albacete, Ramón Sotos.