La conducción de agua potable para Baza

La Unión Europea admite a trámite la denuncia de Ecologistas en Acción sobre las conducciones de agua a Baza desde el río Castril

Esta denuncia se ha presentado por el incumplimiento de la Directiva Comunitaria y la aplicación fraudulenta de los fondos FEDER. Así mismo se ha impugnado la resolución del ministerio de medio ambiente por incumplir la legislación vigente.

La Resolución de 6 de febrero de 2009, de la Secretaría de Estado de Cambio Climático, por la que se adopta la decisión de no someter a evaluación de impacto ambiental el proyecto Conducción de abastecimiento a Baza desde aguas abajo del embalse de El Portillo, está llena de inexactitudes y de medias verdades.

Independientemente de la ilegalidad de partida en la justificación del proyecto (la inexistente falta de agua potable en Baza) en la calificación como obra de emergencia (sin que haya habido desastre natural, peligro para la población o sea causa de defensa nacional), - ¡que ya se ve la emergencia después de más de dos años de la adjudicación de las obras y no ha habido ningún daño para nadie por su paralización!- el Ministerio decide en julio de 2007 -a la vista de la chapuza de la tramitación inicial- que va a iniciar la fase de consultas previas a instituciones previsiblemente interesadas (como manda la Ley).

Da la casualidad que entre esas instituciones deberían haber estado el Excmo. Ayuntamiento de Cortes de Baza y Ecologistas en Acción, que no han recibido nunca, al menos la organización ecologista, ningún documento sobre este proyecto, a pesar de haberlo solicitado oficialmente en Granada y en Madrid. .
A esto hay que añadir la postura cobarde de la Junta de Andalucía, que a pesar de que la Ley Andaluza sí exige un Informe Ambiental, en vez de realizar la correspondiente exposición pública, se descuelga con un condicionado a la medida del proyecto.

Es absolutamente aberrante la actitud de los responsables de estas administraciones que todavía no han respondido, después de más de dos meses -incumpliendo totalmente la Ley que ellos mismos han aprobado- a la pregunta de ¿para quién y para qué es el agua que se quiere llevar a Baza?.

A lo mejor tienen mucho que decir los megalómanos planes del Ayuntamiento de Baza respecto a su futuro residencial e industrial, pero para eso no había que mentir diciendo que no hay agua potable para la población, cuando hay agua para todo tipo de especulación.