Nueva protesta contra el veneno y contra la caza en Castilla-La Mancha

Las organizaciones ecologistas han decidido no enviar ningún representante a la reunión del Consejo Regional de Caza de Castilla-La Mancha como protesta ante la Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural por el incumplimiento del Plan Regional contra el veneno y por la ausencia de medidas que hagan más sostenible la práctica de la caza en Castilla-La Mancha. El Consejo Regional de Caza de Castilla-La Mancha no contará por primera vez en su historia con la presencia de la representación de los grupos ecologistas de la Región y que actualmente ostenta Ecologistas en Acción.

Así se ha decidido tras constatarse la ausencia de una respuesta satisfactoria por parte de la Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural a las demandas de los grupos en relación a la aplicación del Plan Regional contra el Uso Ilegal de Cebos Envenenados en el Medio Natural y en relación a la puesta en práctica de medidas que hagan más sostenible la actividad cinegética en Castilla-La Mancha.

Respecto del Plan Regional contra el Uso Ilegal de Cebos Envenenados en el Medio Natural, los grupos demandamos que se desarrolle y se aplique por completo y no parcialmente como ahora. En concreto hay tres puntos básicos que reclamamos a la Junta de Comunidades y que han de servir para demostrar una verdadera voluntad de perseguir el uso del veneno con todas las herramientas al alcance de la Junta:
- La aplicación inmediata de la suspensión de la actividad cinegética en cotos de caza en los que aparezcan indicios de uso del veneno, tal y como dice el plan y se aplica en otras Comunidades Autónomas.
- El aumento y la especialización en los medios destinados a la lucha contra el veneno. En Castilla-La Mancha hacen falta equipos de investigación especializada y patrullas caninas en todas las provincias. Para empezar, de forma inmediata habría que dotar de estos medios a la provincia de Toledo donde se están concentrando gran cantidad de casos graves de envenenamientos.
- Una coordinación clara y ejecutiva del Plan a escala regional y provincial que descanse en el Organismo Autónomo de Espacios Naturales tal y como estaba previsto que fuera antes de la división de las competencias de medio ambiente entre dos Consejerías.

Respecto a la ausencia de medidas que acerquen a la sostenibilidad la práctica cinegética, los grupos creemos que desde hace tiempo la caza en Castilla-La Mancha se desarrolla de forma cada vez más insostenible, fomentándose las prácticas más intensivas y retrasando la adopción de medidas legales de control de la caza derivadas de la normativa comunitaria (Directivas de aves y de hábitats) y de la Ley estatal de Patrimonio Natural y Biodiversidad.

Castilla-La Mancha incumple estas normativas entre otros aspectos por temas tan fundamentales como:
- La fijación de las fechas de caza fuera de las épocas de reproducción o de migración.
- La autorización de la caza sobre especies en declive.
- La autorización de métodos de control de predadores no selectivos ni homologados, en particular las cajas trampa.
- El mantenimiento de prácticas insostenibles como la caza en terrenos libres, la media veda, los cercones, las sueltas y las tiradas sobre animales de granja.
- La autorización de infraestructuras cinegéticas que dañan el medio natural (vallados, pistas, comederos).
- La forma en la que se ha autorizado la práctica de la cetrería.

Por todo ello, los grupos ecologistas exigen a la Junta de Comunidades una serie de medidas que anticipen una revisión en profundidad del modelo de gestión cinegética imperante en Castilla-La Mancha, entre ellas:
- La revisión de la orden de vedas, de la orden de homologación de métodos no selectivos de control de predadores, de la orden de regulación de la cetrería y de la orden de regulación de la calidad cinegética bajo criterios de sostenibilidad e incorporando las exigencias normativas comunitarias y estatales.
- El cese inmediato de las autorizaciones para cajas trampa y lazos al paso.
- La suspensión de la actividad cinegética en los cotos donde se incumple la normativa de vallados.
- La incorporación al Consejo Regional de Caza de un representante del Organismo Autónomo de Espacios Naturales.

Por último, las organizaciones ecologistas, a pesar del alejamiento de posturas con la Junta, quieren dejar clara su voluntad de diálogo y, por ello, no han decidido abandonar definitivamente el Consejo Regional de Caza y presentarán sugerencias y alegaciones por escrito a los temas que se tratarán en el Consejo de Caza.