Contra la recalificación de un retamar desmontado ilegalmente

Ecologistas en Acción ha presentado un total de 20 alegaciones contra la propuesta que tramita el Ayuntamiento de modificación puntual del PGOU para la delimitación de un nuevo sector del suelo urbanizable denominado “Casino”, y contra su correspondiente Estudio de Impacto Ambiental (EIA). Entre las alegaciones presentadas se pueden destacar:

· Estando en periodo de revisión el PGOU del municipio, no se entiende que se sigan realizando modificaciones sobre el anterior PGOU. La evaluación de impacto ambiental de los planes urbanísticos debe ser global.

· Ni las propuestas de modificación del PGOU ni en sus correspondientes Estudio de Impacto Ambiental (EIA) se tienen en cuenta los objetivos, criterio, normas, líneas estratégicas, medidas y orientaciones de sostenibilidad ambiental que se incluyen en normas legales aprobadas por la Junta de Andalucía y/o el Parlamento Andaluz, como son el Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA) y la Estrategia Andaluza de Desarrollo Sostenible.

· No se ha tenido en cuenta para realizar el EIA la Ley 9/2006, de 28 de abril, sobre evaluación de los efectos de determinados planes y programas en el medio ambiente, ni la Ley 7/2007 de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental (GICA). Estas normas legales introducen modificaciones de alcance de aplicación en el proceso de evaluación del impacto ambiental del planeamiento urbanístico, recogiendo la obligatoriedad de realizar informes de sostenibilidad y consultas al público interesado, cosa que no se ha hecho. Tampoco se han evaluado alternativas a la urbanización de estos terrenos, alternativas que sí presenta Ecologistas en Acción. El EIA es, por tanto, manifiestamente insuficiente, no reuniendo los requisitos mínimo exigidos por la legislación vigente.

· Estos terrenos son no urbanizables de carácter forestal, a tenor de lo dispuesto en La Ley 2/1992 Forestal de Andalucía, por lo que hay que conservarlos y regenerarlos, ya que fueron desmontados en buena parte de forma ilegal en octubre de 2007, hecho que se oculta en el EIA. A raíz de las denuncias de Ecologistas en Acción, la CMA ha impuesto a la empresa O.V.S.L. una sanción de 6.000 € y, esto es lo más importante, “la restitución de los terrenos a su estado original”. Por tanto es ilegal cualquier cambio de uso del suelo cuando existe una sanción legal que obliga a restituir los terrenos forestales ilegalmente destruidos a su estado original”.

Tanto esta zona como el colindante Rancho Linares –también en trámite e recalificación- son hábitat de alta importancia del camaleón. Esta especie ha sufrido fuerte una regresión en El Puerto debido a los desarrollos urbanísticos, que han dejado su área de distribución muy reducida y fragmentada. El camaleón común es una especie protegida. La nueva Ley 42/2007 del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad incluye al camaleón entre las especies que serán objeto de medidas de conservación especiales en cuanto a su hábitat, con el fin de asegurar su supervivencia y su reproducción en su área de distribución. La declaración como urbanizables de zonas donde existen poblaciones de camaleones y la destrucción de pinares y retamares es una flagrante violación de esta ley.

· Estos terrenos deben integrarse en la red de zonas verdes y SGEL interconectados de todo el término municipal.

· La excusa esgrimida para recalificar estos terrenos es la perentoria necesidad de construir VPOs. En los 285.539 m2 de esta zona se pretenden construir 1.340 viviendas de las que 820 serían VPO. Ecologistas en Acción propone como alternativa la gran operación urbanística de La Florida, donde se prevén construir un total de 3.400 viviendas, de las que 2.409 serán protegidas. Además proponemos el desarrollo de otras bolsas de suelo que carecen de valores ambientales, paisajísticos o culturales. Junto al Rancho Linares está el Suelo Urbanizable Programado PP-CN-5 (antigua alcoholera), con 271.000 m2, donde se podrían construir un total de 1.235 viviendas, de las que 864 serían VPO. Colindante al Rancho Linares, también se modificó el PGOU para recalificar las Bodegas de San José del Pino a residencial, para 999 viviendas. Ante la crisis del ladrillo, y la más que probable inviabilidad de esta promoción de viviendas de lujo, sería también posible renegociar los cambios necesarios para poder desarrollar en esta zona VPOs. Es decir, se pueden construir sin problemas legales ni ambientales 5.595 viviendas, de las que 3.801 serían VPO, cifra más que suficiente para cubrir la actual demanda de VPO de nuestro municipio.

Por todo lo expuesto, hemos solicitado:

1.- Se proceda a desestimar la modificación del PGOU en el ámbito del sector denominado “Casino”.

2.- Se garantice la conservación y regeneración de la totalidad de los terrenos forestales en el sector “Casino”, con la protección del retamar existente y la ejecución del expediente sancionador que obliga a la “restitución de los terrenos a su estado original” de la zona desmontada ilegalmente.

3.- Se garantice la conservación de las especies protegidas en dicha zona forestal, con la estricta protección de sus hábitats.

4.- Se rechace el EIA por no incluir los mínimos contenidos ni haberse respetado los trámites para su realización previstos en la legislación vigente.

5.- Se integren esos terrenos, el Rancho Linares y las vías pecuarias colindantes en la red de SGEL y corredores ecológicos del término municipal.