Jornadas del Grupo de Trabajo del ámbito de Doñana

Ecologistas en Acción de Andalucía cierra las Jornadas del Grupo de Trabajo del ámbito de Doñana con un balance negativo sobre la situación que atraviesa el Espacio Natural, donde siguen llegando aguas residuales sin depurar.

Ecologistas en Acción denuncia que el arroyo de El Partido lleva a Doñana un gran volumen de aguas residuales sin depurar.

El conocido arroyo del Ajolí, Santa María o del Partido recibe aguas residuales sin depurar de grandes núcleos de población como Almonte y Bollullos del Condado y las lleva directamente a las marismas del Parque Nacional de Doñana, provocando que buena parte del agua que llega en verano a las marismas esté contaminada.

La contaminación de este arroyo se hace muy evidente cuando cruza la carretera de Almonte a El Rocío donde se pueden observar grandes manchas de espumas, aguas de color negruzco y el olor pestilente característicos de las aguas residuales sin depurar.

Este arroyo es uno de los que más daño viene ocasionando a las marismas porque, a su uso como colector de aguas residuales, hay que sumarle el encauzamiento de su curso bajo con el Plan Almonte Marismas, hecho que ha provocado la colmatación de cientos de hectáreas de la marisma y obligado a una impactante actuación mediante el programa Doñana 2005 para intentar remediar la situación.

El aporte de estos arroyos es de vital importancia para garantizar un mínimo de humedad en la marisma que haga posible completar la cría a las numerosas especies que actualmente están en reproducción. Este agua superficial viene a cubrir buena parte de la que no llega desde el acuífero a causa de las explotaciones agrícolas de fresas y arándanos en el norte del Rocío, la de los Hatos para arroz en la marisma de Aznalcázar y las extracciones para el uso de la población estival de Matalascañas.

Está sobreexplotación de los recursos hídricos en un espacio tan dependiente del agua dulce, esta generando efectos ecológicos graves al estar desecando gran número de lagunas peridunares que son el hábitat de numerosas especies y el refugio de acuáticas cuando la marisma se acaba secando en el verano.

Una nueva amenaza sobre este sistema son las plantaciones de eucaliptos que la empresa ENCE está llevando a cabo en la marisma norte y que pueden suponer la puntilla para un ecosistema que se encuentra al límite.

Ecologistas en Acción va a demandar a la Agencia Andaluza del Agua una actuación urgente, que garantice la conservación de las lagunas peridunares mediante la prohibición de usos despilfarradores del agua en Matalascañas, el tratamiento de todas las aguas residuales que se vierten a Doñana y la prohibición de plantaciones de eucalipto en la marisma. Por otro lado trasladará a la Fiscalía una denuncia para que se investigue como, a pesar de las denuncias administrativas, se continúan con las extracciones ilegales en la marisma de Aznalcázar y en la corona forestal transformada en cultivos dentro de La Comarca de Doñana.