La Junta rectifica y paraliza el complejo turístico con campo de golf en suelo forestal ilegalmente talado

La Consejería de Medio Ambiente (CMA) da la razón a Ecologistas en Acción que ha venido denunciando que el Ayuntamiento de Arcos aprobó un Plan Especial que incluía suelo forestal talado ilegalmente y con la obligación de repoblar.

El objetivo de este Plan Especial era la instalación de un campo de golf, otro de polo y un hotel en la finca “EL Alcornocal o Aguadulce”, que es el segundo proyecto de golf promovido por Novaterra Resort Services S.L. en Arcos, después de Arcos Gardens. Tras numerosas denuncias y ocupaciones de la finca por parte de los ecologistas, la Junta de Andalucía por vez primera abrió un expediente sancionador que se resolvió con la imposición de una multa de diez millones de pesetas –que nunca se pagó- y la obligación de restaurar el bosque talado. Al incumplir el propietario la obligación de restaurar el bosque, en enero de 1994 la finca fue ocupada por la Junta de Andalucía, que procedió a repoblarla sólo parcialmente, y con pinos. Incomprensiblemente se devolvió la finca a sus propietarios sin que hayan plantado un solo alcornoque.

Ecologistas en Acción sacó a la luz hace un año el proyecto que pretendía recalificar esta finca a usos turísticos, proyecto que se venía tramitando en el mayor de los sigilos. La CMA desmintió que se tratara de la misma finca talada en 1986, asegurando que el complejo turístico que había autorizado se ubicaba en el Madroñal, una finca colindante. Ecologistas en Acción desmintió estas afirmaciones demostrando fehacientemente que se trataba de la misma finca.

La CMA asegura ahora que el Plan Especial aprobado por el Ayuntamiento no coincide con el proyecto evaluado ambientalmente, por lo que deberá de iniciarse todo el procedimiento de nuevo. En un escrito de respuesta a las alegaciones de los ecologistas, la CMA manifiesta que en el Plan Especial se incluyen terrenos de las fincas El Alcornocal o Aguadulce talados ilegalmente, con un expediente sancionador y que deben ser repoblados. Señalando textualmente que: “…el Plan Especial no coincide con el proyecto de campo de golf tramitado por dicho Ayuntamiento en fecha 22 de noviembre de 2007, considerándose que el mismo supone una modificación sustancial con respecto al tramitado originalmente, ya que se ocupa suelo no urbanizable con características distintas del evaluado ambientalmente, por lo que procede someter de nuevo dicho Plan Especial al trámite de prevención ambiental que corresponda…”, advirtiendo la delegada de la Consejería que “dado que parte de los terrenos afectados por dicho Plan Especial están sujetos a repoblación forestal obligatoria derivada de la resolución de expedientes sancionadores por tala de árboles, la misma sería ambientalmente inviable”. Tras un año de denuncias y polémicas, la CMA nos viene a dar la razón a los ecologistas que advertimos de la inviabilidad legal y ambiental de este proyecto.

El 21 de Marzo dos centenares de ecologistas se concentraron a las puertas de la finca Aguadulce para manifestar su rechazo al segundo campo de golf y exigir la retirada del proyecto y así empezar a trabajar por la Andalucía Sostenible de Zapatero. El lema de su pancarta era “ Más bosques, menos golf…os”. Así mismo realizamos una plantación de alcornoques en la zona donde se pretende construir el campo de golf.

Los ecologistas le exigen al Ayuntamiento de Arcos y a la CMA que paralicen definitivamente este proyecto ilegal y contrario al desarrollo sostenible, reservándose su derecho a acudir a la vía judicial, al encontrar motivos que lo justifican, ya que en todo este embrollo se podrían haber cometido presuntos delitos de falsedad documental y prevaricación.

VIDEO: + Bosques - golf ¿os?