Premio Atila 2009

Con ocasión del Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra mañana 5 de junio, Ecologistas en Acción hace pública la concesión del Premio Atila para distinguir a quienes a lo largo de un año hayan destacado por su contribución a la destrucción del medio ambiente. En esta edición el galardón ha sido concedido a Elena Espinosa.

El Día Mundial del Medio Ambiente fue establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1972 coincidiendo con la primera cumbre mundial sobre medio ambiente: la Conferencia de Estocolmo sobre el Medio Ambiente Humano. Los fines de este evento anual son el aumentar la conciencia medioambiental, y fomentar la acción global en la protección del medio ambiente.

Ecologistas en Acción concede los Premios Atila con el objetivo de “distinguir y denunciar a aquellas personas, entidades o proyectos que más hayan destacado por su contribución a la destrucción del medio ambiente”. Los premios, que se concedieron por primera vez en 1992, tienen dos categorías denominadas “Atila” y “Caballo de Atila”. Además este año se va a conceder una “Mención especial”.

Miles de personas se han dirigido a esta asociación proponiendo, desgraciadamente, numerosos candidatos, entre los cuales el Jurado ha elegido.

  • Premio Atila 2009: Elena Espinosa, Ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino.
  • Premio Caballo de Atila 2009: Cristina Garmendia, Ministra de Ciencia y Tecnología.
  • Mención especial: Asociación Española de Banca (AEB).

Elena Espinosa ha conseguido el galardón gracias a haber conseguido “un año sin política ambiental”, como denunciaron Ecologistas en Acción, Greenpeace, WWF, SEO/BirdLife y Amigos de la Tierra en el informe homónimo.

Destacan especialmente la complicidad del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino con el impulso a las grandes obras públicas del Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte, y el apoyo financiero a la construcción, causantes de gran parte del deterioro ambiental de nuestro país.

La organización ecologista han constatado también una reducción progresiva en la transparencia de ministerio, así como en las herramientas de participación social que se habían conquistado.

Además el Ministerio no ha tomado las medidas necesarias para hacer una reconversión energética que luche contra el cambio climático y permite un incumplimiento constante de la normativa referente a la calidad del aire.

Hay que añadir el giro en la política de agua, que parece volver a la visión productivista del pasado.

En lo referente a políticas de conservación, no existen políticas activas para frenar la pérdida de biodiversidad. Las principales amenazas para la fauna y la flora siguen operando sin ninguna cortapisa.

Y en el mar y las costas destacan la falta voluntad real para cambiar la política pesquera en profundidad y controlar la actividad insostenible de la flota española. Además, se está produciendo un cambio en los principios de protección y defensa del litoral, como demuestra el proyecto de Ley General de Navegación Marítima.

Cristina Garmedia ha sido galardonada con el Caballo de Atila por su activa política de fomento de los transgénicos en el Estado español. Ecologistas en Acción señala que somos el primer productor de la Unión Europea de maíz transgénico, con 80.000 hectáreas (de las 100.000 que hay en toda la UE). Además el maíz cultivado, el MON810, ha sido prohibido en Francia, Alemania, Hungría, Grecia, Austria y Luxemburgo. Hay que recordar que Cristina Garmendia, antes de estar en el Gobierno, trabajaba para el lobby pro-transgénicos en Asebio.

Por último, la AEB consigue una mención especial porque, a pesar de haber obtenido inmensos beneficios los años anteriores a al crisis, y continuar teniéndolos durante la misma, ha conseguido que la ciudadanía española le abra una línea de ayudas de hasta 150.000 millones de euros.

El Jurado expresó su esperanza en que la concesión de estos premios llame a la reflexión a los premiados sobre el deterioro ambiental que sufre nuestro planeta.