La Fiscalia de Cádiz eleva denuncia por parcelación ilegal

La Fiscalía de Cádiz eleva denuncia ante el juzgado del Puerto por la parcelación ilegal en el entorno de las prisiones.

El Fiscal de Medio Ambiente de Cádiz ha elevado denuncia ante los juzgados de Instrucción del Puerto de Santa María por la presunta comisión de delitos en la parcelación ilegal situada entre las dos prisiones Puerto I y Puerto II, y la venta el Cepo.

Desde Ecologistas en Acción mostramos nuestra satisfacción por la actuación de Fiscalía que se produce como consecuencia de una denuncia presentada por la asociación en octubre de 2008.

La parcelación en cuestión aparece en el año 2005 y es Ecologistas en Acción de El Puerto quien denuncia los hechos por vía administrativa ante el Ayuntamiento en el año 2006. Ante la inactividad de la administración local, de nuevo en el año 2007 se solicita la intervención del Ayuntamiento para que, en cumplimiento de la LOUA, se inicie la apertura de expedientes disciplinarios por la presunta comisión de una infracción urbanística muy grave (art. 207) y se exija la reposición del terreno a su estado original o su ejecución subsidiaria por el Ayuntamiento.

Como quiera que no solo no se paraliza la parcelación ilegal, sino que por el contrario aparecen nuevos vallados y construcciones , se abren pozos de agua, y se arreglan carriles; ya en octubre de 2009 se ponen los hechos en conocimiento de la Fiscalía de medio ambiente, para que de oficio investigue la posible comisión de delitos contra la ordenación del territorio por los responsables de la parcelación y construcciones (art. 320 del Código Penal) y prevaricación con omisión del deber de perseguir delitos por parte de responsables municipales (art. 404 y siguientes).

Lamentamos que hayan tenido que transcurrir cuatro años para que por fin se inicien acciones contra una actuación ilegal que pudo haber sido evitada o corregida en su momento. Las autoridades municipales poseen los instrumentos legales necesarios a su alcance para evitar las parcelaciones ilegales que son el embrión de los futuros asentamientos irregulares. Si se hubiera actuado al comienzo de la parcelación, ahora no habría que demoler nada, pero la negligencia municipal y la irresponsabilidad de los propietarios acarreará situaciones traumáticas, con multas coercitivas y demoliciones.

Confiamos que se puedan depurar las responsabilidades de todo tipo, que la parcela revierta a su estado original y que sirva para que en el futuro no vuelva a suceder este fenómeno de los asentamientos ilegales, tan nocivo para el medio ambiente y el planeamiento urbanístico sostenible.