Fin al proyecto de incineradora de biomasa de Baltanás

Después de una larga batalla, nueve años, donde la movilización social ha sido fundamental el pasado mes de abril el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla y León rechazó en sentencia judicial firme el recurso interpuesto por la Junta de Castilla y León, a través de la Dirección General de Industria, Energía y Minas, contra otra sentencia anterior del Juzgado Contencioso de Palencia contra la declaración de impacto ambiental para la construcción de una incineradora de biomasa en la localidad de Baltanás (Palencia)y daba la razón así a la Coordinadora Central de Baltanás.

En la sentencia del TSJ donde se ratifica el anterior fallo de marzo de 2008 del Juzgado de lo Contencioso que rechazaba la declaración de impacto ambiental, se recogen los aspectos que desde la Plataforma siempre se han defendido, como por ejemplo:

* La insuficiencia de los sistemas de control de las emisiones a la atmósfera.

* La falta de licencia ambiental integral.

* El incumplimiento de los límites de los agentes contaminantes.

* La infracción de la ley que obliga a mantener una distancia mínima entre la macroincineradora y el núcleo urbano de Baltanás.

Durante todo este tiempo han sido contínuas las movilizaciones y protestas que se han llevado a cabo en contra de este proyecto industrial, promovido por la empresa Mendiluce Energías Renovables.

«Todos los que nos opusimos a la instalación de una central de biomasa hemos visto recompensado nuestro esfuerzo en esta sentencia y nos demuestra que luchar merce la pena cuando la causa es justa».