La invasión por un helecho acuático del Ribera del Cala, está acabando con la vida en el río

Ecologistas en Acción ya alertó hace años de la necesidad de actuar ante esta invasión sin que se haya hecho nada y a día de hoy buena parte del curso del Ribera del Cala está invadido por azolla, especie de helecho acuático "exótica invasora", que tapiza la superficie del agua impidiendo el desarrollo de la vida en el tramo de río afectado.

La invasión por azolla del ribera del Cala especie procedente de América tropical, está afectando a unos 15 kilómetros de cauce del río en varios municipios de la Sierra Norte. La presencia del helecho ya fue objeto de análisis por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir que inició un estudio de seguimiento del que hasta ahora se desconoce resultados concretos.

La presencia de azolla viene a confirmar el mal estado de conservación tanto de las aguas del río como de las riberas permitiendo que se den las condiciones ideales para la expansión del helecho que desplaza a las especies autóctonas y elimina toda la vida del río bajo su denso tapiz. Las condiciones que favorecen la invasión son la alta concentración de fósforo en el agua procedente de los vertidos urbanos y la alta temperatura del agua al carecer de la protección que brinda un bosque de ribera bien conservado del que el ribera del Cala carece.

A estos factores directos hay que sumarle la situación de estrés a los que está sometida la comunidad acuática por la contaminación procedente de la mina de Aguas Blancas situada en la cabecera del Río ya en la provincia de Badajoz que hace más fácil la instalación y desarrollo de especies foráneas.

El ribera del Cala es embalsado aguas abajo por el embalse del Cala y está adscrito como embalse de abastecimiento al sistema de EMASESA para el área metropolitana de Sevilla, por lo que una explosión de esta especie puede provocar una pérdida masiva del oxígeno disuelto en el agua generando las condiciones anaeróbicas que favorecen la presencia de bacterias patógenas en el agua como las causantes de botulismo entre otras.

Ecologistas en Acción exigen de la Agencia Andaluza del Agua una actuación inmediata que elimine la amenaza que supone la presencia del helecho en la aguas del ribera de Cala tanto para el medio ambiente como para la salud de las personas.