Solicitada protección para lagunas en Vélez-Málaga

Coincidiendo con la conmemoración del Día Mundial de los Humedales, el Gabinete de Estudios de la Naturaleza de la Axarquía (GENA-Ecologistas en Acción), ha presentado ante la Delegación Provincial de Medio Ambiente y comunicado al Ayuntamiento de Vélez-Málaga, un informe sobre el estado y la importancia biológica que tienen diversas lagunas formadas en las canteras de extracción de arcillas en el término municipal de Vélez-Málaga, que constituyen nuevos humedales.

La ciudad de Vélez-Málaga se halla en la zona central de la comarca de la Axarquía malagueña, a unos 35 Km al este de la capital provincial. A pesar de una zona altamente humanizada, podemos hallar aún varios ejemplos de "oasis" de naturaleza "casi virginal". Muestra de ello son los pequeños humedales para los que desde el ecologismo axarqueño se solicita una pronta y eficaz protección.

Un “humedal”, es un lugar en el que hay agua más o menos estancada o con escasa corriente y con calidad suficiente como para albergar vida. No se incluye pues en este concepto los ríos con fuerte corriente, ni el mar. En cambio sí incluye los lagos (naturales o artificiales como los embalses), lagunas o charcas (naturales o artificiales como las originadas por la extracción de áridos), los pantanos naturales (que no deben ser confundidos con los embalses), las lagunas litorales o albuferas, las marismas y finalmente los deltas, pues suelen ser lugares donde el agua se remansa y forma charcas dispersas. Dentro de esta categoría en la Axarquía tenemos el embalse de La Viñuela, un nuevo humedal donde todos podemos admirar numerosas aves, especialmente patos, porrones, somormujos, etc. También hay lagunas o charcas originadas por la extracción histórica del barro en diversos puntos de Vélez-Málaga.

Lagunas producto de la historia natural y humana

Es sabido que en Vélez-Málaga presenta un importante terreno de naturaleza arcillosa depositada en un ambiente marino (a juzgar por la presencia de fósiles marinos) hace unos 2 millones de años (Plioceno). Estos sedimentos marinos son margas y limos blancos azulados, siendo estos últimos más escasos, formando estratos más estrechos y profundos, todo ello con una potencia importante pues alcanza hasta varias decenas de metros por encima del nivel del mar. Desde hace un siglo toda esta zona, comprendida entre Vélez y Torre del Mar, ha sido explotada para abastecer de materia prima a la industria de la cerámica (tejares) de Vélez-Málaga, aspecto que es sabido que actualmente constituye un problema para esta industria.

En el Informe realizado por GENA-Ecologistas en Acción, titulado “Informe sobre la situación de las lagunas de extracción del plioceno de Vélez-Málaga”, GENA-Ecologistas en Acción ha contabilizado un total de 11 lagunas en diferente estado de conservación y con distinta riqueza biológica. Estas lagunas se encuentran en las Campiñuelas (3), Camino del Higueral (3), El Prado (3) y río Vélez (2). En las Campiñuelas una ha quedado completamente rellenada de escombros y basura, otra lo está parcialmente pero ya no tiene agua y la última, al estar bajo explotación, ha destruido la biodiversidad que tenía hace un año. En el Camino del Higueral, las lagunas están en buen estado aunque con vertidos incontrolados en sus alrededores. En El Prado, una ha sido rellenada con escombros, y dos se encuentran en buen estado. Y en el río Vélez una ha sido rellenada con escombros y la otra está en buen estado y actualmente todavía bajo explotación.

Oasis de boidiversidad entre el hormigón de la especulación

En las lagunas que están en buen estado se ha encontrado una importante serie de plantas acuáticas y algas que son referidas en la bibliografía científica como de gran interés botánico. Por otra parte, nuestros estudios faunísticos a lo largo de varios años, nos ha permitido hacer un exhaustivo inventario que incluye, además de numerosos insectos acuáticos, peces (ej.black-bass, seguramente introducidos), anfibios (rana común), reptiles (culebras y galápagos), y además una larga lista de hasta 37 aves entre las cuales se encuentran aves que anidan allí, como el carricero común, el buitrón, la polla de agua, el zampullín común, el gorrión común, el gorrión molinero y posiblemente el avetorillo. Además hay invernantes como el avión roquero, el carricerín real, etc. y muchas de paso, como porrón común, porrón pardo, carricerín cejudo, zampullín común, andarríos chico, andarríos grande, garcilla bueyera, garza real, avefría, focha, cigüeña blanca, cigüeña negra, abejaruco, avión común, avión zapador, golondrina dáurica, vencejo pálido, etc.

Protección urgente y necesaria

Dada la importancia de los humedales en general y de estas lagunas en particular, GENA-Ecologistas en Acción ha solicitado a la Delegación Provincial de Medio Ambiente y al Ayuntamiento de Vélez, que contemplen la posibilidad de proteger al menos dos estos humedales que están en mejor estado, como es una de las lagunas del Higueral y otra de El Prado, negociando con sus propietarios la posibilidad que sean zonas verdes de las posibles urbanizaciones del futuro.