Contra la ley del silencio en la fresa

Ecologistas en Acción de Huelva quiere aportar su punto de vista sobre la campaña organizada desde determinados responsables institucionales aliados con sectores empresariales, a raíz de la emisión de un documental sobre el sector fresero de Huelva en un importante canal de la televisión francesa.

En primer lugar, afirmamos que no se trata de una campaña en defensa de la fresa de Huelva, como ellos la han denominado, sino de una estrategia para amedrentar y eliminar cualquier posible crítica a sus intereses que ellos consideran los de todo el mundo.

Ecologistas en Acción de Huelva ratifica y suscribe las declaraciones aparecidas en el citado documental. Dichas declaraciones coinciden plenamente con las denuncias públicas realizadas desde hace cerca de 20 años por parte de miembros de la asociación ante la Junta de Andalucía y la Diputación provincial, ante el gobierno central, en los órganos de participación social donde estamos presentes, y, en todos los medios informativos y foros de opinión donde se nos invita. Ecologistas en Acción no ha ido a buscar a nadie a contarle nada. Se trata de medios informativos europeos acreditados los que han pedido una opinión, como la podían haber pedido cualquier medio onubense, andaluz o español.

Las denuncias al sector fresero en la comarca de Doñana se centran en la ocupación ilegal de monte público y la destrucción de la corteza forestal, la sobreexplotación y contaminación del acuífero del que beben algunas localidades de la zona, la pésima gestión de los residuos agrícolas y plásticos, el asfaltado ilegal de caminos, la destrucción de recursos medioambientales, y, todo ello, afectando a Doñana, tal vez el principal valor del que tiene que dar cuenta Huelva en todo el mundo.

Ecologistas en Acción no ha participado en ningún ataque a la fresa de Huelva. Lo que sí es un ataque a Huelva, a sus gentes y a sus sectores económicos son las prácticas fraudulentas de determinados empresarios del sector (algunos de ellos imputados por la Fiscalía de Huelva) y, la inhibición de la principal responsable de dichas prácticas, la Junta de Andalucía, que ha consentido uno tras otro la mayoría de los desmanes citados, favoreciendo así su extensión.

El acoso a que están siendo sometidos miembros de Ecologistas en Acción a consecuencia del citado documental, que no es el primero en países europeos sobre la problemática del sector fresero, va a ser puesto inmediatamente en conocimiento de la Fiscalía de Huelva y del Defensor del Pueblo de Andalucía. Si dicho acoso no es erradicado, esta lamentable situación se pondrá en conocimiento de los foros nacionales y europeos donde el movimiento ecologista está presente.

Por último, Ecologistas en Acción quiere hacer bandera de la libertad de opinión y de expresión. La voz del ecologismo en este siglo tan afectado por los problemas ambientales, y en una provincia como la nuestra, no va a callar: no puede callar. Estamos dispuestos a contrastar siempre nuestros puntos de vista, por cierto, lo hemos hecho en los últimos meses, con algunos representantes del sector fresero.

Esperamos que no haya más documentales del sector de la fresa, porque eso significará que se han superado las prácticas no respetuosas con el medio, y que se ha renunciado a los métodos coercitivos para acallar la discrepancia.




Visitantes conectados: 780