El Soto de Garray es inundable

Las declaraciones del Delegado de la Junta de CyL en Soria, de la alcaldesa de Garray y también las del Consejero de F. y Medioambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones y Fernández que han negado la inundación de Parque Empresarial del Medioambiente son impropios de unas autoridades que tienen importantes competencias en materia de medioambiente, ordenación del territorio y protección civil ante riesgos de inundación. El rechazar la inundación con argumentos como que se ha producido un encharcamiento, o una elevación del nivel freático tiende a banalizar los riesgos por este fenómeno natural, así como los daños que se han producido en otras zonas de la provincia por inundación.

En relación a la visita del Consejero de Medioambiente a Soria, Asden-Ecologistas en Acción considera que ha perdido una oportunidad única de ir a ver el Soto de Garray y los vestigios y daños producidos por la inundación, y así escenificar la ruptura con la forma de hacer política de sus antecesores en la Consenjería, y no quedar lastrado por las precedentes vulneraciones al ordenamiento jurídico con Leyes, normas y proyectos que han sido declaradas ilegales por los Tribunales (CMA, Complejo de sky de San Glorio, Meseta Sky, Vertederos de Santovenia, Gomecello, Parque de Ocio del Arlanzón, Ciudad del golf, proyectos urbanísticos en toda la región, etc).

Sobre las promesas de llegada de empresas, el pretender el ubicarlas en el Soto de Garray puede conllevarlas a grandes problemas, no ya sólo jurídicos en tanto esperamos la sentencia del TSJ, si no por los daños, pérdidas y problemas que van a sufrir sus instalaciones y procesos productivos derivados de la segura inundabilidad de los terrenos urbanizados, tal y como le ha sucedido a las empresas que se encuentran ubicadas en la vega del río Tera junto al casco urbano de Garray.

Por último y para reducir la frivolidad de los conceptos relativos a la inundabilidad de un terreno que han utilizado estas autoridades, hay que aclarar que igual de inundación es la inundación originada por desbordamiento de un río, que por torrencialidad, que por elevación del nivel freático o por el mal drenaje de los terrenos. Y el nivel catastrófico depende tanto de su origen y dimensión, como de las erróneas decisiones humanas que han permitido construir o realizar actividades en tal ubicación. Cuestión, en la que las autoridades referidas tienen mucho que decir.




Visitantes conectados: 761