Adhesión a la Declaración del Cénit del Petróleo

La Federación de Asociaciones de Vecinos Al Zahara, el Consejo de la Juventud y Ecologistas en Acción de Córdoba han suscrito una “Declaración acerca del Cenit del Petróleo”.

El objeto de esta adhesión es contribuir a la divulgación de la necesidad de arbitrar medidas que permitan abordar el agotamiento de este combustible que es el principal suministrador de energía a nuestro modelo productivo.

Las asociaciones y colectivos firmantes entienden que es necesario reconocer el desafío que supone haber alcanzado el cenit del petróleo, momento a partir del cual empezará a declinar la disponibilidad de esta fuente de energía.

Para la Federación, el Consejo y Ecologistas en Acción es necesario también apoyar la adopción de un Protocolo Mundial de Agotamiento y la creación de estudios acerca del potencial energético del municipio y las necesidades de las diferentes actividades de la ciudad, con el ánimo de desarrollar un plan que incluya protocolos de actuación y planes de continuidad.

Los colectivos firmantes pretenden instar a todas las administraciones públicas a tomar conciencia del problema y poner los medios necesarios en la búsqueda de soluciones y animar a todas las entidades, asociaciones y a todo el tejido social cordobés a hacer un frente común ante este reto sin precedentes con vistas a educar y concienciar al resto de la sociedad.

Los firmantes de la Declaración sostienen que en los últimos 150 años la Humanidad ha dilapidado un patrimonio irrecuperable que la Naturaleza había ido almacenando durante miles de millones de años: las energías fósiles (carbón, gas y petróleo). El derroche desbocado de este tipo de energía se ha acelerado de manera incontrolable durante los últimos 50 años.

Todas las evaluaciones sobre reservas existentes de estas energías indican que hemos atravesado el cenit, el ecuador de las reservas y que éstas empiezan a entrar en una etapa de rápida regresión: en los próximos 40 años habremos agotado las reservas de petróleo, poco después agotaremos las reservas de gas y unos pocos años después se habrá consumido todo el carbón existente, que es, además, el combustible más sucio y contaminante.

La Federación, el Consejo y Ecologistas en Acción creen que esta situación exige a las administraciones, empresas, agentes sociales y a la ciudadanía un posicionamiento claro y valiente que aborde esta situación con contundencia.