Residuos de los romeros son escondidos bajo la arena de Doñana

Miembros de Ecologistas en Acción han podido constatar días atrás, la existencia de un vertedero ilegal con basuras y residuos procedentes de la pasada romería del Rocío a su paso por el término municipal de Aznalcázar, en la finca pública conocida como Dehesa Tornero, donde también se ubica un descansadero para multitud de hermandades rocieras. Esta zona de descanso también se encuentra en un lamentable estado de suciedad semanas después de la visita de los romeros, con residuos de todo tipo y multitud de carteles de indicación pegados a los árboles.

Al parecer, y según testigos presenciales, el camión de basuras generadas por las hermandades del Rocío, optó por descargar varias toneladas de basura en una zona de pinar aledaña al camino que transitaba, procediendo a su enterramiento con arena de la zona y sepultando incluso varias madrigueras de conejo. Al visitar la zona, miembros de Ecologistas en Acción han constatado lo sucedido al encontrar al descubierto muchos de estos residuos y también al desenterrarlos con la simple ayuda de una pala.

Se da la circunstancia de que el paraje tiene un gran valor ambiental, siendo uno de las más meridionales para la presencia de especies de árboles como la encina, que aquí llegan a ser centenarias. A muchos ejemplares de estos árboles se les han colocado diversos carteles de señalización en la zona del descansadero, envolviéndolos con cinta de embalaje que a día de hoy aún no han sido retirados. Inspeccionando el terreno, miembros de Ecologistas en Acción, descubren incluso un segundo vertedero ilegal cercano al primero, aunque más antiguo, con restos de asfaltado de carreteras, neumáticos e incluso residuos peligrosos como placas de fibrocemento.

Ecologistas en Acción quiere denunciar la deficiente gestión del Plan Romero 2009 con episodios como el que se describen e insta a la administración a plantearse el cambio de ubicación de este descansadero por otro menos sensible y de menor interés faunístico y botánico.

Así mismo, alerta sobre el descontrol que la masificación de la romería puede provocar en el ecosistema y pide que se limite significativamente la asistencia y el número de vehículos de motor, además de vigilar adecuadamente el respeto que se le debe al entorno.

Los hechos acontecidos serán también convenientemente denunciados ante el SEPRONA de la Guardia Civil y la delegación de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, responsable en parte de que lo sucedido, al no regular debidamente esta actividad que crece desordenada e ilimitadamente cada año. De igual modo, se exigirá que se sancione a la entidad responsable de la recogida de residuos, el desmantelamiento de los dos vertederos encontrados y la correcta limpieza de la zona de encinar.




Visitantes conectados: 636