El Ayuntamiento de Granada cambia parque por cemento

Con estas obras el Ayuntamiento de Granada escamotea a los vecinos un parque debido -y prometido- desde hace más de 20 años.

Está utilizando los famosos fondos ZP para hormigonar una zona verde, que debió adecuarse como parque a costa de la Junta de Compensación del Plan Parcial Bola de Oro. Es decir que no sólo se está cementando una zona verde, sino que se actúa con dinero público cuando debería haberse realizado por los promotores de la Bola de Oro, por lo que puede haber delitos de prevaricación y malversación de fondos públicos, ya que la obligación de hacer frente a los gastos de realización del Parque Urbano o Zona Verde no habría de hacerse totalmente con cargo a fondos públicos, sino habría de afrontarse por los fondos procedentes de la Junta de Compensación, tal como aparece regulado en la legislación vigente.

La actuación municipal cambia el arbolado por hormigón, asfalto y construcciones, e incumple gravemente lo dispuesto en el PGOU municipal vigente.

¿Zona verde?
Vista de las obras

De los 70.000 m2 como espacios libres de la ciudad que iba a tener el Parque Bola de Oro hace 20 años, ya se comieron 17.000 m2 para uso deportivo y ahora quieren hormigonar 20.000 más para pistas "deportivas” como Skate, Break Dance y BMX y pista de ciclocross, algunas de ellas con acceso restringido, con lo que incumple la propia normativa del PGOU vigente. Se contempla también un vial de acceso de 10 metros de anchura y aparcamientos para coches que atraviesa todo el espacio libre. Un parque no puede convertirse en aparcamiento, máxime cuando el acceso peatonal está totalmente garantizado

Nos encontramos ante una modificación ilegal del planeamiento (PGOU y PE-PP Bola de Oro) por la vía de los hechos consumados prescindiendo total y absolutamente del procedimiento establecido al efecto.

Las obras han sido iniciadas con la mayor premura, sin que exista proyecto de urbanización de ninguna clase, como exige la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía y recoge además la propia Ordenanza Municipal, y sin dar oportunidad a la ciudadanía a que exprese su opinión.

Dado el peligro que supone la culminación de las obras se ha solicitado al juzgado que estudie la conveniencia de una paralización cautelar de las mismas antes de que el daño sea irreversible.




Visitantes conectados: 825