Criticamos a Medio Ambiente por permitir la caza de la Tórtola europea

Un año mas la Consejería de Medio Ambiente a vuelto a incluir a la tórtola europea como especie cazable en todo el territorio de la Comunidad Autónoma Andaluza. Su inclusión dentro de la Media Veda supone mas amenazas para una especie que sufre un progresivo declive desde hace ya al menos una década.

El pasado domingo se abrió el periodo hábil de la medio veda en casi la totalidad de Andalucía y con ello se empezó un año a cazar a la tórtola europea que se encuentra en franco declive poblacional. Esta especie considerada como Vulnerable ha experimentado un retroceso acusado debido a diferentes factores entre ellos la degradación del hábitat de cría e invernada. La destrucción de setos y bosques de ribera, además de la intensificación de la agricultura con el abuso de herbicidas para la eliminación de plantas y semillas, suponen un peligro añadido a una situación que ya es preocupante. Sin embargo su inclusión como especie cazable dentro de los periodos hábiles de caza está abocando a la especie a una situación muy delicada.

Ecologistas en Acción lleva ya muchos años exigiendo a la Administración que no incluya a la especie como cazable dentro del periodo de la media veda. Existen razones suficientes y que están técnica y científicamente comprobados que argumentan la necesidad imperiosa de dejar de cazar a la tórtola, uno de ellos y que los ecologistas venimos denunciando reiteradamente todos los años es que hay muchísimos ejemplares que están en pleno periodo de reproducción cuando se empieza su caza, eliminando así no solo al ave cazada, sino también a los huevos o pollos. La gestión cinegética que está llevando a cabo la Consejería de Medio Ambiente, no está contribuyendo precisamente a la conservación de la especie que es sometida todos los años a una enorme presión. Esta práctica debería de desaparecer por razones de conservación de la especie y por ética. Solo en la Unión Europea se calcula que entre 2 y 4 millones de aves son cazadas anualmente y en Andalucía el descenso de las poblaciones en los últimos diez años ha llegado al 50%.

Ecologistas en Acción considera que es necesario un Plan de Gestión coordinado para todas las provincias andaluzas que pueda asegurar la viabilidad de sus poblaciones y en principio es necesario empezar por excluir a la especie de los listados cinegéticos, además de una buena gestión de los ecosistemas agrarios, respetando setos, limitando el uso de herbicidas especialmente en bordes de bosques y lindes.