Carta abierta a la Conferencia Europea frente al Cambio climático

Ante la celebración de la Conferencia europea para la promoción de acciones locales frente al Cambio Climático, impulsada entre otras instituciones por la Diputación Provincial y la Autoridad Portuaria de Huelva, que se celebrará en Punta Umbría (Huelva) del 23 al 25 de de septiembre, Ecologistas en Acción quiere saludar sinceramente a todos los participantes en las jornadas y desear que su esfuerzo genere resultados, dada la urgencia de tomar medidas para evitar que el calentamiento global tenga aún consecuencias más graves de las que ya empiezan a ser inevitables. Tenemos cierta esperanza en que la multiplicación de actos, reuniones y jornadas de todo tipo, que se vienen desarrollando sobre este tema en los últimos años, contribuya a avances en la aplicación de los acuerdos y medidas que de sobra son conocidos, pero tardan demasiado en ponerse en marcha con la necesaria eficacia.

Por desgracia también resulta cada vez más evidente, tal como denuncian reiteradamente voces científicas de reconocido prestigio, la falta real de voluntad política para aplicar los cambios necesarios con los que afrontar con decisión la disminución de emisiones de los gases de efecto invernadero, mediante el fomento del transporte colectivo y público, la reducción de la irracional circulación de vehículos privados a motor, la disminución del consumo energético y la sustitución del uso de combustibles fósiles por energías renovables, etc.

Como asociación ecologista que también desarrolla sus actividades en el campo local, desde la humildad de lo que representamos, pero con la convicción de nuestras ideas y desde el conocimiento de la realidad, quisiéramos aportarles algunos comentarios sobre las luces y sombras de las políticas que en Huelva se vienen desarrollando en relación directa con el cambio climático.

Están ustedes en un territorio en el que tanto la Junta de Andalucía como la Diputación Provincial, son líderes en la defensa y promoción de políticas claramente favorecedoras del despilfarro de combustibles fósiles y del calentamiento global, de los que esquemáticamente citamos tres ejemplos que los invitamos a conocer y que tienen muy cerca del espacio donde van a desarrollar su conferencia:

1. Transporte por carretera: Atravesando el Paraje Natural Marismas del Odiel, catalogado como Reserva de la Biosfera se quiere construir una nueva conexión por carretera con enormes puentes entre Huelva y Punta Umbría, a pesar de que ya existe una autovía que une la capital con esta población costera de menos de quince mil habitantes. Además hay proyectadas nuevas autopistas y vías rápidas que cruzarán la provincia de norte a sur y de este a oeste (autopista Huelva-Zafra, autopista Zalamea-Sta. Olalla de Cala y vía rápida de la Sierra de Huelva). Todas estas infraestructuras duras no hacen más que promover el uso del vehículo privado, y por tanto, el aumento de las emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero en contraste con la ausencia total de comunicaciones ferroviarias más eficientes y sostenibles.

2. Industria contaminante: La Ría de Huelva acumula de forma creciente industrias energéticas de gran riesgo y altísimas emisiones de gases de efecto invernadero (varias centrales térmicas de gas, refinería de petróleo en continua expansión, inmensos almacenamientos de combustibles fósiles…). El tránsito y transformación de combustibles fósiles en la zona (barcos “metaneros” y petroleros, tuberías submarinas y de superficie,..) supone una concentración de riesgos inaceptable, que no solo se alienta por las autoridades (en especial por la Autoridad Portuaria que contribuye a la financiación de estas Jornadas), sino que se quiere seguir ampliando con la aceptación de un oleoducto que comunicaría el Puerto de Huelva con una absurda refinería proyectada en la Tierra de Barros (Extremadura) por los intereses privados del poderoso grupo empresarial Gallardo.

3. Política forestal: Las deforestaciones ilegales para monocultivos agrícolas en la comarca de Doñana son una triste y creciente realidad ante la que nuestros responsables políticos han hecho oídos sordos en multitud de ocasiones. Igualmente hay que denunciar los desmontes forestales en gran parte de la zona afectada por el incendio de Rio Tinto de hace unos años, y la permisividad ante las concesionarias de la empresa ENCE para facilitar las superficies sembradas de eucaliptos, en contra de la recuperación del bosque tradicional de la zona. Deforestar y propiciar monocultivos propiciadores de incendios es una mala política para mitigar el calentamiento global y un mal paso de futuro para adaptarnos y afrontar las consecuencias del cambio climático.

Deseamos sinceramente que el trabajo de la Conferencia sea fructífero, que la calidad y conocimientos de los ponentes hagan prevalecer la urgencia y necesidad de la toma de medidas serias frente a la tentación de quedarse en meros discursos publicitarios en que demasiadas veces caen las instituciones andaluzas, provinciales y locales. Necesitamos que se sepan cambiar profundamente las políticas de fácil y falso desarrollismo en que se han basado demasiadas veces las promesas electorales y la acción institucional, contribuyendo al difícil retorno del cambio climático en que nos encontramos.

Nos estamos jugando el futuro con la inacción o con acciones mal orientadas y hace falta cambiar de actitud y afrontar responsablemente modificaciones en nuestras formas de vida, producción y consumo. Nosotros, como asociación ecologista, estaremos dispuestos a colaborar y a dialogar siempre en ese camino.




Visitantes conectados: 382