Tortuga boba atendida

Promar, formado por Ecologistas en Acción de Almería y el Centro Veterinario Equinac, ha atendido a un ejemplar de Caretta caretta (Tortuga boba) aparecida en la costa, frente a Balerma, con una gran fractura en su caparazón.

El pasado día 23 de septiembre efectivos de la Guardia civil se pusieron en contacto con PROMAR para comunicarles que había aparecido frente a la costa de Balerma, El Ejido, un ejemplar de tortuga de la especie Caretta caretta, que presentaba una fractura en el caparazón, producida por el impacto de una embarcación. Este ejemplar, que una embarcación acercó a la costa, y que atendieron vecinos hasta la llegada del Equipo Técnico de Promar, tenía un tamaño de 75 centímetros de longitud de caparazón curvo.

Tras ser recogido el animal se trasladó a la clínica veterinaria donde se le practicó una atención clínica inmediata. Sufría una fractura en región craneal del caparazón mostrando una herida inciso-contusa con zona de necrosis, herida que no afecta a la ventilación del animal según se comprobó tras los análisis clínicos. Se le aplicó tratamiento general de amplio espectro consistente en antibióticos, antiinflamatorios y analgesia, así como fluidoterapia, y cuidados locales de la herida.

De acuerdo a la experiencia de PROMAR en este tipo de heridas, contrastado con la de otros equipos veterinarios de recuperación de fauna marina, se debe de proceder a desbidramiento mecánico y farmacológico de la zona lesionada, así como a la fijación mediante placas de osteosíntesis de la fractura de dicha estructura completándolo con la reconstrucción en fibra de vidrio de la zona lesionada.

Con fecha del día 24, Promar procedió a solicitar a la Consejería de Medio Ambiente la cesión del animal para su tratamiento, recuperación y liberación en Almería, según contempla el protocolo de autorización que se concedió a esta organización, y devolverla una vez recuperada al mar con los vecinos y pescadores que atendieron al animal en primera instancia. Dicha autorización ha sido denegada SIN COMENTARIOS (seguiremos informando) y el animal ha sido trasladado el día 25 de septiembre, por orden de la Consejería de Medio Ambiente, a las instalaciones de ésta en Málaga.

Promar está autorizado por el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino para atender la fauna marina protegida, concretamente cetáceos y tortugas marinas. Así mismo dispone de la autorización de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.




Visitantes conectados: 672