Falta de transparencia en los planes sobre los fosfoyesos

Ecologistas en Acción ha tenido conocimiento de la conformación de la comisión de expertos que estudia la restauración de las balsas de fosfoyesos por declaraciones que va realizando la Consejera de Medio Ambiente a los medios de comunicación, sin que se haya dicho ni una palabra sobre el tema en el Consejo Provincial de Biodiversidad y Medio Ambiente de Huelva.

Esta institución, que debería ser el espacio principal de participación ciudadana de nuestra provincia y donde están representadas instituciones y entidades de tipo, incluidos empresarios sindicatos, universidad, etc, languidece, cada vez más inutilizado y reducido a espacio de tramitación rutinaria de propuestas de órdenes de veda de Caza y Pesca. Este vacío de funcionamiento del organismo consultivo se produce especialmente desde el nombramiento del actual Delegado Provincial de Medio Ambiente, Juan Manuel López, que también ha optado por cerrar la puerta a cualquier diálogo con el movimiento ecologista, mientras favorece y ampara la pérdidas de patrimonio forestal habituales en algunas comarcas o calla ante las agraves agresiones al patrimonio natural que se anuncian desde la Junta de Andalucía, con su política de sustituir el ladrillo en crisis por el cemento de las insostenibles infraestructuras viarias.

El anuncio final de la prolongada situación de contaminación e ilegalidad en que se producía el vertido de fosfoyesos debería haber servido para abrir un proceso participado y transparente de búsqueda de alternativas para las Marismas del Tinto, ocupadas por estos residuos peligrosos. Sin embargo, a pesar del drama humano y ambiental que afecta a toda la población de Huelva, la Junta de Andalucía ha optado por declaraciones especulativas sobre usos futuros no fundamentados, como las plantaciones de eucaliptos o parques solares. La verdad es que pocas alternativas serias se pueden esperar de quienes durante todos estos años se han limitado a mirar para otro lado, negando la realidad y proporcionando amparo legal a los contaminadores.

Se debe abrir un amplio y transparente debate sobre la descontaminación y recuperación de las Marismas del Tinto, más allá de la simple restauración de las balsas de fosfoyesos y ya que en algunas de las declaraciones realizadas por la Consejera se indicaba también que “muchos de los miembros de la comisión de expertos trabajan además en el Plan de Calidad de Huelva” y dado que este Plan cuenta con un Consejo de Participación que debería ser el organismo donde se iniciase este debate y se diese cuenta de las actuaciones iniciadas, Ecologistas en Acción considera que se debería convocar cuanto antes a sus integrantes, máxime cuando hace dos años que la Consejería no lo ha reunido a pesar de todo lo que viene ocurriendo en torno a las instalaciones industriales por la que se elaboró el propio Plan de Calidad Ambiental.