Por un San Froilan sin corridas de toros

PACMA y Ecologistas en Acción han remitido una carta a la Asociación Leonesa Contra el Cáncer expresando su rechazo a la celebración de una corrida de toros en San Froilán.

Recuerdan que, contrariamente a lo que mucha gente piensa, las mal llamadas corridas “benéficas” normalmente resultan deficitarias, ya que todo el mundo cobra en ellas, incluido el empresario organizador, y la venta de entradas no llega a compensar ni una pequeña parte de los gastos. Finalmente son los ayuntamientos quienes cubren todas las pérdidas con el dinero del contribuyente. Es lamentable que el mundo taurino se sirva de ONGs y supuestas corridas altruistas para tratar de mitigar el rechazo social que una actividad tan cruel comporta.

Ecologistas en Acción y PACMA llevan tiempo reclamando al Gobierno que los más de 550 millones de euros anuales de dinero del contribuyente que recibe la industria taurina sean invertidos en servicios públicos, entre ellos en una mejora de la sanidad. Esto sin duda beneficiaría a los enfermos de cáncer mucho más que la dudosa recaudación de un espectáculo tan lamentable como una corrida de toros.

Por muy loables que sean los fines de la Asociación Leonesa Contra el Cáncer, nada justifica el uso de la tortura y el maltrato de seres con capacidad de sufrir. Organizaciones como esta deberían guiarse por consideraciones éticas y transmitir un mensaje de solidaridad , esperanza y lucha por la vida… todo lo contrario a verse involucradas en crueles espectáculos de maltrato animal y de muerte. Existen muchas maneras de obtener fondos para su encomiable actividad que son éticas y no suponen la tortura ni el asesinato de ningún animal, y que no generan un rechazo social cada vez más contundente.


Carta remitida a la Asociación Leonesa Contra el Cáncer

A la Asociación Leonesa Contra el Cáncer.

Estimadas señoras y señores:

Nos ponemos en contacto con ustedes para transmitirles el estupor y desacuerdo que nos causa su decisión de organizar una corrida de toros “benéfica” en la ciudad de León el día 4 de octubre, que supuestamente aportaría fondos a la asociación que presiden.

Por muy loables que sean los fines, torturar y asesinar animales inocentes que, no lo duden, sufren, es una aberración que deben replantearse . Organizaciones como la suya deberían transmitir un mensaje de empatía, solidaridad , esperanza, y lucha por la vida… todo lo contrario a verse involucrados en crueles espectáculos de maltrato animal y de muerte.

No es menos lamentable que los empresarios taurinos se aprovechen sin ningún pudor tanto de la candidez de organizaciones como la ALCC, como de su insensibilidad hacia el sufrimiento de los animales, con el fin de limpiar su imagen de cara a la sociedad, presentándose como altruistas benefactores de la humanidad y no como lo que realmente son, personas que se lucran con el sufrimiento animal. Ya que, no nos engañemos, en una corrida benéfica nadie trabaja gratis , y nadie deja de percibir sus correspondientes honorarios y beneficios, a pesar de que estas corridas, como tantas otras, suelen resultar deficitarias.

Les conminamos a que piensen en los más de 550 millones de euros de dinero público que el gobierno español y sus distintas administraciones gastan cada año en el mantenimiento de la tauromaquia, y soliciten a esas mismas administraciones que dicha cantidad sea destinada a ONGs como la suya y a otros fines sociales. De hecho, desde Ecologistas en Acción y PACMA llevamos años reclamando que el dinero que el gobierno destina a los festejos taurinos sea invertido , mucho más ética y democráticamente, en gasto público, apartado éste en el que nos situamos varios puntos por debajo de la media europea. En realidad, las enfermas y enfermos de cáncer se sentirían desolados si supieran cuánto dinero se escatima en este país a la sanidad pública para fomentar la tauromaquia.

Desde Ecologistas en Acción y el PACMA apoyamos todas las mejoras posibles en la calidad de vida de las personas afectadas por el cáncer pero no a costa de cualquier precio. No desde luego a costa del sufrimiento y la muerte de caballos y toros. Les recordamos que existen numerosas opciones éticas para recaudar fondos sin torturar a ningún ser vivo, con la ventaja de evitar el rechazo social que el maltrato animal provoca cada vez a más personas.