No a la ocupación de la Colada del Santiscal

Ecologistas en Acción ha presentado alegaciones ante la Delegación
Provincial de Medio Ambiente por el anuncio de ocupación de SIBELCO
MINERALES S.A., por un plazo de 10 años renovables de terrenos de la Vía
Pecuaria "COLADA DEL SANTISCAL" de ARCOS DE LA FRONTERA, con destino a
un cruce para una tubería subterránea para saneamiento en el PINAR DE
LA PLATA.

Ecologistas en Acción solicita la denegación de la autorización al
considerar que se van a primar unos intereses particulares sobre los
generales o de la ciudadanía. Todo tipo de licencia que se le otorgue a
esta empresa, aunque sólo sea la de la instalación de una tubería
subterránea, supone facilitarle la expoliación de nuestros recursos
naturales.

Según esta organización, el derecho al medio ambiente sano es un mandato
constitucional, por lo que el interés general no puede supeditarse al
particular, tal y como señala la ley. Siguen manifestando que las vías
pecuarias son bienes de dominio público de las Comunidades Autónomas y en
consecuencia inalienables, imprescriptibles e inembargables. Y aunque la
ley reconoce la ocupación temporal de particulares, debe ser debidamente
motivada y justifica, ya que el interés general debe de prevalecer sobre
el particular.

Por otro lado, manifiestan que tanto el Ayuntamiento de Arcos, que ya
presentó alegaciones contra la renovación de la licencia de esta empresa,
como la mayoría de la ciudadanía, están en contra de ésta explotación y
de otras explotaciones mineras, que impactan sobre el paisaje de Arcos y
sobre sus reservas forestales, no debiéndose usar esta vía pecuaria como
medio para seguir generando un daño medioambiental. El beneficio de los
recursos recae en la empresa y empobrece el terreno.

Por otro lado, señalan que la superficie de ocupación señalada podría no
corresponderse con la medida exacta de la colada que se pretende ocupar,
que en la documentación no aparece informe detallado de impacto ambiental
en los espacios naturales, ni nada dice de la emisiones de CO2 que
generarán las obras, siendo por tanto necesaria una valoración de la
calidad del aire.

También consideran que dicha explotación va en contra de los recursos
hídricos de la zona, restando a la ciudadanía agua potable, en contra de
la calidad del suelo, de la calidad del aire y del desarrollo urbanístico
y sostenible de Arcos de la Frontera, por el que tanto aboga la
Consejería de Medio Ambiente.

Hacen un llamamiento al pueblo de Arcos para que se oponga a la
desaparición definitiva de los pinares de Arcos, su pulmón más importante
y centenario. No se pueden difundir campañas en favor del árbol, mientras
se facilita el deterioro de nuestro entorno, como son nuestros árboles,
nuestra atmósfera y nuestra agua. Invertir en desarrollo sostenible es
invertir en nuestro futuro y el de nuestros descendientes. Aunque se
realicen restauraciones, cuando se hagan, nunca se asemejan al paisaje
inicial generado a lo largo de muchas décadas.