El Plan General Urbanístico del Real Sitio de San Ildefonso bajo sospecha

Ecologistas en Acción de Segovia, Centaurea, Ciudadanos por Segovia y Protejamos las Calderas han presentado alegaciones al nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) del Real Sitio de San Ildefonso.

«Su horizonte temporal es excesivo: el plan se concibe para un total de 20 años (tomando como referencia de inicio el año 2005... ¡con carácter retroactivo!), lo que resulta abusivo e ilógico», aseguran en un comunicado, donde añaden que «los tiempos habituales en este tipo de planes no exceden los 10 años; además, la inestable y cambiante evolución del sector de la vivienda desaconseja plazos tan largos».

Otra de las críticas es que consideran que «el crecimiento previsto es desmesurado e injustificable: aunque el plan actualmente en vigor aún permite construir 447 viviendas en La Granja y otras 347 en Valsaín, el nuevo plan contempla calificar suelo para otras 1.441 viviendas en La Granja y 50 en Valsaín y La Pradera, lo que se traduciría en crecimientos superiores al 100%».

A su juicio también «el plan provocaría impactos críticos sobre el paisaje», porque «propone declarar urbanizables espacios con un elevado valor paisajístico, como la margen derecha del río Cambrones (al pie del cerro de La Atalaya) y ampliar otros como el Llano Amarillo (junto al área recreativa de El Robledo)».

Por último agregan que «La Granja perdería compacidad», ya que el plan «daría lugar a un núcleo urbano muy alargado y estrecho que haría necesarios desplazamientos excesivamente largos para acceder a los principales servicios».

Por ello, abogan por una profunda revisión del plan, que debería tener un marco temporal más limitado (10 años) y presentar unas posibilidades de crecimiento racionales y contemplar la creación de un máximo de 800 viviendas. Además, piden que se eliminen las propuestas urbanísticas en espacios de alto valor ecológico y que el crecimiento urbano debe estar articulado con el núcleo ya consolidado.