La urbanización del Rancho Linares es manifiestamente ilegal

Es totalmente falso que la Junta de Andalucía haya dado autorización para la urbanización del Rancho Linares. Esta modificación del PGOU tiene que pasar aún por el proceso de evaluación de impacto ambiental, y el Ayuntamiento ni siquiera le ha remitido el expediente a la Consejería de Medio Ambiente. El supuesto informe favorable de la Comisión Interdepartamental de Valoración Territorial Urbanística –Ybarra no lo ha hecho público-, en todo caso, carecería de valor, ya que el Ayuntamiento ha remitido a la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio sólo el proyecto de modificación del PGOU, pero no las alegaciones de Ecologistas en Acción, lo que supone una gravísima ocultación de información y documentación a ese organismo.

En las 25 alegaciones presentadas el pasado mes de mayo por Ecologistas en Acción, se demostraba fehacientemente la ilegalidad de este proyecto de urbanización promovido por Atalaya Desarrollos Inmobiliarios, su innecesariedad social y su inviabilidad medioambiental.

· Para empezar este proyecto incumple claramente el Plan de Ordenación del Territorio de la Bahía de Cádiz, que incluye la totalidad de la finca en la ZERPLA (Zona de Especial Reserva Para la Localización de Actividades) “Finca San José el Madrugador”, entre cuyas directrices se incluye:

o “Se destinará de forma mayoritaria a la localización de actividades productivas, con las dotaciones y servicios necesarios”. Es decir, se excluyen los usos residenciales.

o “Los espacios forestales del Pinar del Madrugador y Rancho Linares se incorporarán al Sistema General de Espacios Libres de El Puerto de Santa María”. Por tanto, hay que conservarlos en su totalidad.

Acto reivindicativo realizado en Rancho Linares el pasado 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente

· El Estudio de Impacto Ambiental (EIA) no cumple con los requisitos de la nueva legislación ambiental (Ley 9/2006, sobre evaluación de los efectos de determinados planes y programas en el medio ambiente, y Ley 7/2007 de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental), que obliga a realizar informes de sostenibilidad y consultas al público interesado, cosa que no se ha hecho. Tampoco se han evaluado alternativas a la urbanización de estos terrenos, alternativas que sí ha presentado Ecologistas en Acción.

· Esta urbanización, en contra de lo manifestado por la concejala de Urbanismo –que en este tema sigue con la misma cantinela que su predecesor Rodríguez- destruirá importantes masas forestales. Ybarra sigue en el equívoco intencionado de hablar de terrenos arbolados, cuando la ley forestal incluye a los matorrales y dehesas. Toda esta finca tiene la consideración legal de terreno forestal al estar constituida por tres zonas bien delimitadas: bosque de pinos, retamar y dehesa de acebuches.

· El EIA asegura que se va a urbanizar en un bajo porcentaje de la superficie, y que se protege el 44.19%. Lo cierto es que se protegen sólo 73.341 m2 como Sistema General de Espacios Libres (SGEL), lo que supone un tercio de sus 241.600 m2. El proyecto incumple claramente la Declaración Previa de Impacto Ambiental de la Revisión del PGOU que prescribe la obligatoriedad de aumentar la superficie del SGEL a 169.000 m2.

· La urbanización del Rancho Linares afectaría de forma ostensible a las poblaciones de camaleones, especie protegida por la ley.

· En el proyecto y en el EIA se omite la existencia de un importante elemento del Patrimonio Histórico: el acueducto de la Piedad, obra realizada en el s. XVIII para conducir el agua desde los manantiales de La Piedad hasta El Puerto de Santa María, conocida también como la obra de “La Fuente”. En la zona trasera del Rancho Linares, sobre la que se pretende construir, es bien visible una de las lumbreras.

· Este proyecto manifiestamente ilegal y de alto impacto ecológico no tiene justificación de ningún tipo, ya que existe suelo suficiente para construir las VPO que demanda la población local. En primer lugar, está la operación urbanística en La Florida, donde existe el proyecto de construir 3.400 viviendas, de las que 2.409 serán protegidas. Además se pueden construir 5.595 viviendas en la zona anexa (antigua alcoholera) y en los terrenos colindantes con el centro comercial El Paseo.

Ecologistas en Acción advierte que de aprobarse este proyecto, lo llevará ante los tribunales, con el convencimiento de su absoluta ilegalidad. La única responsable de este bloqueo será la sra. concejala de Urbanismo por su empecinamiento en urbanizar unos terrenos de alto valor ecológico y protegidos por leyes urbanísticas y medioambientales.