Apemsa pretende talar una pinaleta

De nuevo se pretende que suframos en nuestra ciudad las nefastas consecuencias de la incapacidad y nula sensibilidad ambiental que tienen algunos responsables municipales, en este caso de Medio Ambiente y de APEMSA.

La Barriada Luis Caballero en su extremo norte cuenta desde hace unos de diez años con una frondosa y alargada pinaleta poblada de pinos que ocupan la línea transitada en su día por el ferrocarril Rota-Sanlúcar. Ahora y con prisas porque llegó el Plan Español para el Estímulo de la Economía y el Empleo se pretende talar toda esta pinaleta, el motivo argumental de dicha barbaridad se debe a un proyecto de soterramiento de una segunda canalización de pluviales para el encauzamiento de las aguas procedentes del “futuro” desarrollo de la Florida.

Los ciudadanos, no hemos conocido cada proyecto a desarrollar dentro de este plan hasta que observamos la maquinaria en cada calle, ante esa sorpresa nuestra asociación fue alertada por vecinos de la zona temerosos de que esta deforestación pudiera ocurrir, fue el pasado mes de junio, cuando ellos mismos en grupo se plantaron junto a la obra para que se diera una solución que no hiciera desaparecer esta arboleda, nuestra asociación remitió escrito al ayuntamiento solicitando su paralización y el estudio de otras alternativas.

Hasta finales de septiembre no hemos tenido a bien recibir información por parte de los responsables de APEMSA, que decían contar con el permiso de la Concejalía de Desarrollo Sostenible para talar dicha pinaleta y con la urgencia de que la obra debe concluir antes de fin de año. Nos aportaron información gráfica de las posibles alternativas que tanto los vecinos como nosotros ya habíamos barajado, pero por cuestiones económicas, ninguna es aceptada.

En este caso han preferido optar por un proyecto agresivo y destructivo que pretende la instalación de una segunda tubería paralela al antiguo canal que en su día fue cubierto y que realiza la misma función. Contaban también en APEMSA con otro proyecto ya diseñado consistente en un cajón que duplica la capacidad del actual canal cubierto y, que igualmente, según el concejal de Mantenimiento Urbano podrían haber presentado y se hubiera aprobado sin importar el coste. No entendemos que se quiera desarrollar el proyecto mas destructivo cuando los propios responsables de APEMSA nos reconocieron que la mejor solución técnica era el proyecto de duplicar la capacidad hidráulica del canal.

Esta sinrazón pone de relieve que aún hay técnicos carentes de una sensibilidad medioambiental acorde con los tiempos, en los que se pretende, se reivindica por parte de la población y se recomienda desde instancias superiores, la valoración de los elementos naturales capaces de la absorción de ruidos y de CO2, a la vez de aportar a la vida diaria sombra, belleza y remansos de paz.

Solo queda pensar que ha sido nefasta la gestión técnica realizada, porque nosotros frente a su insensibilidad, sí hacemos valoración de los árboles que se pretenden talar, por el tiempo transcurrido para su crecimiento, por la aportación como sumidero de CO2 y por la belleza paisajística que da al entorno, cosas que de poder convertir en dinero costaría mas pagar que el proyecto más caro.

Los responsables políticos, concejal de Mantenimiento Urbano y el propio alcalde como Presidente de APEMSA, deberían ser capaces de corregir estos “fallos” técnicos. Así mismo la concejala de Desarrollo Sostenible, debería controlar que sus técnicos actuaran de manera mas coherente con el nombre de la institución que representan, pues del historial de sus decisiones se desprenden infinidad de permisos de tala sin cuestionar otras alternativas.




Visitantes conectados: 395