Reserva natural marítimo-terrestre del Saladillo-Matas Verdes: ¡Ya!

La asociación Ecologistas en Acción de Sierra Bermeja ha solicitado a la Consejería de Medio Ambiente la creación de la “Reserva Natural Marítimo-Terrestre de El Saladillo–Matas Verdes”.

Esta solicitud es el colofón al estudio realizado en dicho entorno y que se plasmó en el libro “Dunas Litorales y Fondos Marinos del Saladillo - Matas Verdes: estudio integrado para su declaración como Reserva Marítimo-Terrestre”, editado por el Grupo de Trabajo Valle del Genal.

Este libro fue presentado este verano y fue el producto de un proyecto cofinanciado por la Fundación La Caixa. Por fin, la propuesta de protección recogida dicho libro se ha llevado a la práctica por cauces administrativos a cuatro niveles. Ecologistas en Acción – Sierra Bermeja completa aquel trabajo y solicita la protección de la zona. Las dos asociaciones forman parte de la federación malagueña de Ecologistas en Acción y actúan coordinadamente.

La creación de esta “Reserva Natural”, situada entre las desembocaduras de los ríos Guadalmina y Guadalmansa y que incluye los fondos marinos situados frente a esa franja, incluye así tres Lugares de Interés Comunitario de la Unión Europea: los ríos Guadalmansa y Guadalmina y el LIC submarino “El Saladillo – Punta de Baños”.

En la solicitud presentada ante la delegación provincial de la Consejería de Medio Ambiente, se dan fundamentos para que se emprenda la protección. Este tramo litoral, ubicado en el límite oriental del término municipal de Estepona, conserva uno de los últimos restos dunares de la costa mediterránea malagueña y los únicos con la transición completa de ecosistemas desde la interfaz intermareal hasta el bosque alcornocal litoral. La fuerte presión urbanística pone en peligro el débil equilibrio ecológico establecido entre los lechos fluviales, las arenas litorales y el fondo marino.

Además, los ecologistas han solicitado la modificación del PGOU de Estepona y del POT de la Costa del Sol para que los suelos afectados pasen a ser clasificados con una figura de ordenación que los proteja de la presión urbanística, principal problema de las dunas. Dicho cambio es imprescindible para que se cree la Reserva Natural. Del mismo modo, se ha solicitado a Costas la inclusión del espacio en la Zona de Servidumbre de Protección de Costas en el nuevo deslinde del Dominio Público Marítimo Terrestre. Hasta el momento, la única protección de la que han gozado las dunas ha sido la colocación de carteles por parte del ayuntamiento, con la leyenda de “zona protegida” ó “zona de alto valor ecológico” sin ninguna norma legal que sustente tal protección y, sobre todo, la voluntad de la familia Opel de mantener la finca en estado natural.

Ecologistas en Acción de Sierra Bermeja viene solicitando la protección de este sistema litoral desde que alegase en 2005 a la revisión Plan General de Ordenación Urbana de Estepona y en 2006 al Plan de Ordenación Territorial de la Costa del Sol Occidental de Málaga, donde figura como Suelo Urbanizable. También en 2006, los ecologistas solicitamos la designación de Zona de Protección de Costas en el expediente de nuevo deslinde de costas de este tramo litoral. Por fin, , en el plazo abierto para solicitar la ampliación de la Red Natura 2000, en 2007, Ecologistas en Acción solicitó la creación de un nuevo LIC marítimo – terrestre en este espacio natural. La respuesta nos llegó de la mano de la Unión Europa a finales de 2008, cuando se nombró Lugar de Interés Comunitario de la Red Natura 2000 a los fondos de El Saladillo – Punta de Baños, o lo que es lo mismo, a la zona sumergida de nuestra propuesta, dejando fuera del LIC toda la zona terrestre. Ahora toca seguir insistiendo en la demanda de protección para El Saladillo – Matas Verdes a todos los niveles posibles.

El grupo de investigadores del Grupo de Trabajo Valle del Genal, capitaneados por José Gómez Zotano y compuesto por el zoólogo Felipe Román, la botánica Mariate Vizoso y el arqueólogo Ildefonso Navarro está llegando al final de sus objetivos en este primer proyecto en El Saladillo – Matas Verdes y ya está trabajando en un proyecto de ampliación del primero para que este enclave natural, el último del litoral esteponero, pueda conservarse y ser conocido por las generaciones venideras.