Replanteamiento del proyecto de segunda autovia sobre Marismas del Odiel

Las organizaciones firmantes de esta nota nos congratulamos
que la Junta de Andalucía se replantee el Proyecto denominado
“Conexión Metropolitana Sur”, debido a su altísimo impacto
ambiental sobre la Reserva de la Biosfera de Marismas del Odiel,
como venimos denunciando ante diversas entidades locales,
nacionales e internacionales; además, aceptamos la propuesta de la
Consejería de Obras Públicas y Transportes de participar en el
proceso para establecer un modelo de movilidad sostenible para el
Área Metropolitana de Huelva.

Recientemente, la Sra. Consejera de Obras Públicas y Transportes
ha anunciado el replanteamiento por parte de la Junta de Andalucía de
la Conexión Metropolitana Sur, popularmente denominada “los puentes
de Punta Umbría”. Las razones esgrimidas para ello consisten
básicamente en dos: en primer lugar, por el brutal impacto ambiental
que supondría su construcción y funcionamiento para las Marismas del
Odiel, protegidas no sólo por la legislación andaluza (mediante la figura
de Paraje Natural), sino también europea (mediante la figura de Zona de
Interés Comunitario, incluida en la Red Natura 2000) y mundial,
mediante su declaración como Reserva de la Biosfera (Programa MaB
de la UNESCO); y, en segundo lugar, debido a que su elevadísimo
coste, independientemente de la falta de recursos actuales por la crisis
económica, no justifica los beneficios que aportaría, teniendo en cuenta
además que esos beneficios pueden conseguirse con otras actuaciones.
Por tanto, opinamos que el anuncio de la Sra. Consejera introduce
sentido común a la irresponsable propuesta de los “puentes de Punta
Umbría”, cuya esperpéntica historia se resume en estos tres hechos:

• La sorpresiva promesa de este proyecto la realizó el Gobierno
andaluz finalizando la campaña de las pasadas elecciones
municipales, intentando embaucar a la ciudadanía para
reconquistar la capital, ejemplo de electoralismo antidemocrático.

• Esta propuesta se realizó vulnerando la propia normativa de la
Junta de Andalucía, que establece de forma ineludible la
planificación y ordenación territorial como garantía para un
desarrollo social y económico ambientalmente sostenible.

• Este proyecto se ha propuesto sobre una zona, las Marismas del
Odiel, cuyo patrimonio natural y cultural está expresamente
protegido y, por tanto, debe ser conservado para el futuro.

Por último, se resumen las razones que justifican que se abandone
este descabellado proyecto, optando por un modelo de movilidad
sostenible en el Área Metropolitana de Huelva basado en el transporte
público y en su mínimo impacto sobre las áreas naturales y rurales.

1. La circulación de la actual carretera A-497 es fluida a lo largo del
90% del año, según datos de la Dirección General de Tráfico,
produciéndose muy pocas incidencias de atascos producidos por la
intensidad del tráfico, coincidiendo únicamente estos durante la
época veraniega, en las horas de salida o vuelta hacia las playas y
casi exclusivamente los fines de semana.

2. Los impactos, tanto naturales como culturales, que ocasionaría esta
infraestructura resulta difícil resumirlos. En primer lugar, introduciría
un elemento que destruiría la horizontalidad característica del bello
paisaje de la marisma, tan vinculado a Huelva y a su litoral. Por otro
lado, tendría efectos disuasorios sobre la intención de paso de
muchas especies de aves, principalmente las migratorias, ya que
impediría el acceso natural desde la costa a la marisma interior. Esto
provocaría un importante impacto en la ruta migratoria del Atlántico
Occidental para miles de aves del norte de Europa, que recalan en el
Odiel para alimentarse y poder seguir así su migración. Además,
tendría especial incidencia sobre las ruinas de la ciudad islámica de
Saltés, que quedarían prácticamente debajo de la infraestructura.

3. Son numerosas las leyes ambientales que intentan proteger la
biodiversidad y los excepcionales valores naturales y culturales de
las Marismas del Odiel, que no deja de asombrar que se haya
propuesto de forma innecesaria un proyecto tan claramente agresivo.
Las más importantes son el Plan Rector de Uso y Gestión del Paraje
Natural, la Ley 4/89, de Conservación de los Espacios Naturales y de
la Flora y Fauna Silvestre, la Ley 12/84, de Declaración de las
Marismas del Odiel, la Ley 2/89, de Inventario de Espacios
Naturales, y la Ley 42/2007, del Patrimonio Natural y Biodiversidad.

Además, constituye vulneración de la Directiva Europea 79/409/CEE,
relativa a la Conservación de las Aves Silvestres, así como de la
Directiva 92/43/CEE, relativa a la Conservación de los Hábitats
naturales y de la Fauna y Flora silvestre: de las 180 especies de
aves del Anexo I de la Directiva Aves, 65 están presentes en las
Marismas del Odiel, y 33 de ellas son reproductoras. Por último,
debe tenerse muy presente que Marismas del Odiel es una Zona
Húmeda de Importancia Internacional por el Convenio de Ramsar, y
está declarada Reserva de la Biosfera por el Programa MaB de la
UNESCO (ONU), nada menos que desde 1983.




Visitantes conectados: 708