Rechazo a las recomendaciones de innovacion del PGOU de Baena

Ecologistas en Acción de Baena rechaza tres de las seis recomendaciones que realiza en el Informe Técnico el Arquitecto Municipal para sustentar el punto de “Propuesta de la adaptación del PGOU a la LOUA en el suelo no urbanizable aprobado en el Pleno Municipal de 29 de Octubre, así como las realizadas al Avance de Propuestas del Plan de Ordenación del Territorio del Sur de Córdoba.

‘Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid’, camuflando todo posible debate con la necesaria adaptación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Baena ante la Ley 7/2002, de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA) y por lo tanto, mucho mas allá de lo que debiera ser la justificación de la nueva clasificación del Suelo No urbanizable en el PGOU, se presenta ante el Pleno Municipal de fecha 29 de octubre de 2009 Informe Técnico del Arquitecto Municipal para su aprobación en el punto denominado “Propuesta de la adaptación del PGOU a la LOUA en el suelo no urbanizable”, en el que además de la propuesta de nueva clasificación del Suelo No Urbanizable, se emite una serie de recomendaciones ya adelantadas también ante el Avance del Plan de Ordenación del Territorio del Sur de Córdoba y con las que Ecologistas en Acción-Baena está en total desacuerdo, pues no pretenden nada más que desproteger y limitar la conservación ambiental y paisajística de algunos enclaves importantes para Baena.

• Se pretende cambiar los usos en unas de las zonas de la Campiña de más alto valor ecológico, como es la zona Norte del Río Guadajoz, en donde las pretensiones de un documento de planificación debieran ser la de contribuir a que las prácticas agrícolas compatibilicen cada vez más la conservación del hábitat de esa rica avifauna que aún en nuestros días se reproduce en parte de nuestra campiña. Por lo contrario, se propone la inclusión de Infraestructuras, Instalaciones y Actividades Industriales, que aún refiriéndose a su relevancia territorial, seguro que existen otros lugares donde su impacto sea menor.

• Se intenta de igual forma, en algunas zonas (p.e. Las Cañadas) eliminar su protección entendiendo sin ninguna justificación que dicha protección es excesiva. Ante un término municipal muy antropizado por la intensificación de la agricultura con prácticas insostenibles desde el punto de vista ambiental, las escasas zonas marginales desde el punto de vista agrícola recobran una especial importancia para el mantenimiento de la fauna y flora tan necesarias para el mantenimiento de la biodiversidad en el municipio.

• Se desea también eliminar la protección paisajística que el actual PGOU le da al entorno de los núcleos urbanos de Baena y Albendín, delimitados por la Variante N-432 y el casco urbano de Baena y la zona rocosa y de monte bajo en el caso de Albendín. ¿Acaso ya no hay interés en mantener la protección del entorno paisajístico “como parte integrante de la imagen tradicional de dichos núcleos”, o quizás para el caso de Baena, ya no se pretende “impedir la proliferación de actuaciones urbanísticas que puedan provocar algún tipo de impacto paisajístico sobre el casco urbano, dejar fuera de ordenación todas aquellas construcciones e instalaciones cuya implantación se ha producido de forma ilegal y/o resultan incompatibles con el objetivo perseguido” como hasta el momento está redactado en el actual PGOU.