Tala indrisciminada en el Tomillar

La concejala de Medio Ambiente autorizó la tala de 327 árboles en Tomillar solo porque lo pidió el presidente de la asociación de vecinos.

Ecologistas en Acción muestra su total indignación por la actuación de la concejalía de Medio Ambiente de apoyo a la tala del arbolado urbano en la urbanización El Tomillar. Si ya es escandaloso que un Ayuntamiento tale todo el arbolado de un barrio, más lo es en este caso al conocerse las causas de esa tala y el procedimiento vergonzoso seguido.

El alcalde de El Puerto ha justificado esta tala, como en otras ocasiones, porque “los vecinos lo pidieron”. O sea, que si unos vecinos piden que se tale las palmeras del Parque Calderón o de la C/ Micaela Aramburu, el sr. Moresco no dudaría en ordenar su tala. En primer lugar el arbolado urbano no es propiedad de los vecinos de una calle, sino de todos los ciudadanos, que pagamos su plantación y mantenimiento, y nos beneficiamos de su existencia. Pero es que en este, como ya ocurriera con la tala de la Av. Andalucía, ese lamentable argumento es totalmente falso.

En el expediente de autorización de la tala no existe petición alguna de los vecinos, sólo consta una visita a la barriada realizada en noviembre de 2008 por la sra. concejala de Medio Ambiente, Beatriz Fuentes, acompañada del técnico Arturo Garrido y del presidente de la asociación de vecinos Enrique Valle. En dicha visita, sin más argumento que los daños a las aceras y que les molestan los árboles al sr. Valle, se decide talarlos todos. El sr. Garrido, técnico que ya ha sido denunciado en numerosas ocasiones por Ecologistas en Acción por dedicarse a justificar todo tipo de talas en vez de defender su conservación como es su obligación, elabora un informe en el que asegura que los árboles plantados en la urbanización no son adecuados como arbolado urbano. Esta afirmación no tendría mayor alcance si no fuera porque la plantación debió contar como es lógico con la autorización de su propia concejalía, y porque los árboles a que se refiere –arces negundos, álamos blancos, almeces y brachichitons- forman parte del arbolado urbano de la práctica totalidad de las ciudades españolas y europeas, cuyos técnicos deben desconocer su inadecuación como árboles urbanos.

Más indignante es aún que el sr. Garrido proponga que los arces y almeces se trasplanten, pero cuando el pasado mes de junio se le requiere por la concejala informe sobre el proyecto de reparación de las aceras, propone que como no es época de trasplantes, que se tale todo; y que , para colmo, no se plante ningún árbol para sustituirlos.

El expediente, al que ha tenido acceso Ecologistas en Acción, demuestra la total sumisión de la concejalía de Medio Ambiente al Área de Urbanismo, y más en concreto al Servicio de Infraestructuras, pues cuando se proyecta una obra que incide en valores ambientales, como es el arbolado urbano, nunca proponen la modificación del proyecto, sino la eliminación de todo el arbolado para poder ejecutar dicho proyecto. En este caso hubiera bastado con una ampliación de las aceras hacia la zona de aparcamiento o terrenos públicos adyacentes, o la instalación de enrejados en los alcorques –como existe en la C/ Sol donde se ubica el Área de Urbanismo del Ayuntamiento-, para haber salvado la totalidad del arbolado garantizando la accesibilidad en las aceras de esta urbanización.

Ecologistas en Acción exigirá a la concejala de Medio Ambiente, en la próxima sesión del Consejo Municipal de Medio Ambiente, que tome medidas drásticas para garantizar que hechos como este no vuelvan a suceder, entre ellos la inmediata sustitución del Jefe del Servicio del Área y del técnico encargado de los informes sobre tala de arbolado; así mismo solicitaremos se modifique el proyecto para garantizar que los alcorques se vuelven a abrir y a reponer el arbolado talado. En caso contrario, formalizaremos la petición al alcalde para que sea ella la sustituida en un cargo para el que ha demostrado no tener ni la sensibilidad ni el coraje para defender los bienes públicos que les fueron encomendados.