Siroco choca con los intereses turísticos y medioambientales de la costa del Sol

El sondeo exploratorio Siroco para la búsqueda de gas natural enfrente de Punta Calaburras en la costa de Mijas es incompatible con los intereses turísticos y medioambientales de la Costa del Sol. Ecologistas en Acción ha presentado en prensa las alegaciones al Estudio de Impacto Ambiental (EIA) de la empresa Repsol.

La asociación ecologista ha presentado cuatro alegaciones al Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del Sondeo exploratorio Siroco, un proyecto que consiste en el sondeo para la búsqueda de gas natural que se efectuaría en el año 2011 en el mar Mediterráneo aproximadamente a 9 Kms. de la costa sur de Mijas, 8 Kms. del Lugar de Interés Comunitario de Calahonda y a 12 kms. del suroeste de Fuengirola, frente al faro de Calaburras.

Para Ecologistas en Acción de Mijas este proyecto puede acarrear unas consecuencias negativas y así se ha hecho constatar en las alegaciones.

En la primera de las argumentaciones, Ecologistas en Acción plantea un cambio en las políticas energéticas, apostando por el biogás.

En cuanto a la generación de residuos de lodos y ripios, la asociación indica que la empresa Repsol no indica el vertedero donde irán los lodos, dónde lo van a descargar y no tienen en cuenta que los ripios al ser vertidos al mar desde la plataforma aumentaría la turbidez del agua afectando a la fauna marina.

En relación a posibles derrames accidentales de combustible, para Ecologistas en Acción es una amenaza real, al contrario de lo que indica el estudio, “el derrame de 2.600 metros cúbicos de diesel sobre la zona afectaría a la calidad de las aguas, al LIC de Calahonda y por supuesto, una pérdida del atractivo turístico. La actualidad nos hace pensar que es muy real, solo hay que ver lo ocurrido hace una semana en el Delta del Ebro”.

Por último, el EIA no contempla la afección al LIC de Calahonda, aunque, según Ecologistas en Acción si lo afecta, ya que existe un proyecto de ampliación del Lic, por parte de la Administración andaluza, que llega a la zona del sondeo.

No tiene sentido que se quiera ampliar el LIC y por otro lado haya una amenaza de este tipo. Si este proyecto sigue adelante, se pierde la posibilidad de ampliar la zona de protección del LIC y la posibilidad de que este área sea reconocida como zona especialmente protegida por su importancia para el Mediterráneo que hay en Mijas”.