Se pide el cierre de las granjas de visones

La Federación Provincial de Ecologistas en Acción de Málaga pide el cierre de las granjas de visones y considera que la liberación estos animales al medio natural no es la mejor solución.

Por todo ello, Ecologistas en Acción solicita a la administración la prohibición de la cría de animales de peletería, empezando por aquellas que se dedican a la cría de animales exóticos o alóctonos, algo que hace tiempo debería haber estado prohibido para la salvaguarda del medio natural ibérico. Así mismo apostamos por la concienciación social y la difusión de un trato ético y respetuoso hacia el resto de animales, que como nosotros, son capaces de sentir y experimentar sus vidas.

Para Ecologistas en Acción la responsabilidad que conlleva la liberación de visones, que finalmente terminarán muriendo, no es la mejor solución para acabar con estos tipos de macabras instalaciones.

Hemos de tener en cuenta, que en un breve espacio de tiempo, y ante la demanda de una sociedad no concienciada, estas granjas volverán a tener los animales necesarios para seguir con su negocio de tortura y muerte, por lo que la aparente salvación de animales será inútil por el reemplazo de nuevos individuos.

Queremos señalar también, que no sólo la liberación de animales al entorno es un grave problema ambiental, dado que este tipo de granjas tampoco son inocuas para el medio ambiente, pues producen una cantidad de desechos tan importante que envenenan ríos, matan peces y se introducen en el agua potable.

Además, la industria peletera contamina el entorno con el uso de una multitud de sustancias químicas muy tóxicas. Una estimación sitúa el coste potencial de una planta de tratamiento de aguas residuales de una curtiduría en el 30% de la inversión.

No podemos olvidar que las condiciones de vida de dichos animales son terribles, hacinados en jaulas de medidas aproximadas a 40x40x50, cuando los visones necesitan un espacio libre para poder vivir, y sufriendo un estrés muy acusado que los lleva a su propia mutilación, sólo para continuar un negocio muy lucrativo de unos pocos. La utilización de bienes como abrigos o complementos de pieles no justifica el sufrimiento y la muerte de tantos animales.

En España se crían visones americanos, especie exótica en Europa. Al igual que ha pasado con la rata almizclera americana en Europa, el escape accidental de ejemplares procedentes de las granjas ha hecho que el visón americano se instale en la península ibérica, peligrando la propia existencia de especies autóctonas como la nutria y otros mustélidos. Así lo pone de manifiesto en un informe encargado por el Ministerio de Medio Ambiente en el 2006, donde se hacen afirmaciones tan contundentes como que el visón americano, procedente de escapes de las granjas peleteras, “forma parte de la fauna ibérica desde hace al menos 15 años”. Debido a la existencia de granjas peleteras, fuente inagotable de escape de nuevos individuos, se hace imposible el control eficaz de las poblaciones asilvestradas, por lo que un programa de erradicación de esta especie exótica pasa por la prohibición de su cría a escala industrial.