Negativas dos Declaraciones de Impacto Ambiental de vallados cinegéticos

Este verano de 2009, recibimos por fin una buena noticia, la Dirección General de Evaluación Ambiental publicaba la Declaración de Impacto ambiental del proyecto de vallado cinegético de la finca de la Huerta Villena en el término municipal de Alborea, en el entorno del valle del río Cabriel, en esta Resolución se declara que esta actividad es incompatible con la conservación de los recursos protegidos del área.

Desde nuestra asociación ACEM-Ecologistas en Acción de la Manchuela llevamos más de tres años oponiéndonos a varios proyectos de vallados cinegéticos en nuestra comarca, y esta Resolución que no es la primera en nuestra comarca, ha llegado después de que en el año 2008 se publicará otra Declaración de Impacto Ambiental negativa en el término municipal de Casas de Ves, en la finca de la Majal.

Estas dos Resoluciones Negativas han sido posibles gracias a haber despertado un rotundo rechazo social en la comarca de la Manchuela. Desde Ecologistas en Acción conseguimos movilizar para que tanto las instituciones, como los vecinos manifestasen su oposición a estos proyectos de vallados cinegéticos. Desde una concentración popular en Tamayo, con la asistencia de más de 200 personas, mociones en los principales Ayuntamientos de nuestra comarca, campañas en los medios de comunicación local… Y finalmente, junto a las alegaciones presentadas por asociaciones como Ecologistas en Acción o la SAO, los Ayuntamientos de Casas Ibañez, Villamalea, Alborea o Casas de Ves, junto a la Mancomunidad también presentaron alegaciones en contra, además de varios particulares.

El promotor del vallado de la Huerta Villena pretendía el vallado total de la finca, de más de 1100 hectáreas, y con una longitud de 16.255 metros de valla de más de dos metros de altura. Este vallado se ubicaría en el ámbito territorial de la Red Natura 2000, Hoces de Cabriel, Guadazaón y Ojos de Moya, como LIC (Lugar de Interés Comunitario) y ZEPA (Zona de Especial Protección de las Aves). Se trata de un área de dispersión de aves rapaces rupícolas como el águila perdicera, en peligro de extinción, y águila real y halcón peregrino como vulnerables. Igual de destacable es la función de corredor ecológico del valle del Cabriel, y la presencia de mamíferos como el gato montés, tejón, garduña, gineta y especialmente es un hábitat de especial importancia para la nutria. Así tal y como recuerda la Resolución, “la fragmentación del territorio y la intensificación de las prácticas cinegéticas son altamente perjudiciales para garantizar una adecuada calidad del hábitat que propicie la supervivencia de estas especies protegidas”.

Son los Valores Naturales del Valle del Río Cabriel, los que tenemos obligación la sociedad civil de exigir que se protejan de los intereses privados. Tal y como manifestamos en nuestras alegaciones, estas Resoluciones confirman que estos proyectos son incompatibles con la protección de los valores naturales que han hecho incluir esta zona dentro de la R.N. 2000, y por tanto puede significar un precedente a otros proyectos de vallados cinegéticos en nuestra Comunidad Autónoma.

ENLACES de interés:
- Resolución I.A. Huerta Villena
- Enlace Resolución de I.A. La Majal


ALEGACIONES PRESENTADAS

La asociación comarcal de carácter medioambiental Ecologistas en Acción de la Manchuela - ACEM (Asociación para la Conservación de los Ecosistemas de La Manchuela).

En relación con la Información Pública del Estudio de Impacto Ambiental del proyecto de “Vallado para el Cercado Cinegético en la Finca Huerta Villena – Coto AB-10.650”, expediente nº AB-5683/07, situado en el término municipal de Alborea, cuyo promotor es FRIOSILLA, S.L., queremos presentar las siguientes alegaciones:

1. En el Estudio de Impacto Ambiental, se cita presencia de cabra montés en la finca, y de jabalí, especies de caza mayor, para las que se autoriza su caza en nuestra comarca. Pero para las que no existe tradición de la actividad de caza mayor en cercados cinegéticos en el Valle del Cabriel en la provincia de Albacete, siendo una actividad totalmente ajena a la idiosincrasia de estos municipios; así, la mayor parte de la población ha manifestado su rechazo a este tipo proyectos, tal y como se comprueba en las Mociones aprobadas por los principales Ayuntamientos de la cuenca de río Cabriel, en que declaran públicamente la oposición a los vallados cinegéticos. (Se adjunta moción aprobada por los Ayuntamientos de Villamalea, Casas Ibañez, Casas de Ves y Villatoya).

2. Existe una iniciativa para que el valle del Cabriel se declare RESERVA DE LA BIOSFERA de la UNESCO. Iniciativa promovida desde la Plataforma EFLUS por las comarcas de las provincias por las que discurre el Cabriel, y que incluye la comarca de la Manchuela de Albacete, donde se encuentra la finca de la Huerta Villena. Esta Declaración supone promover la conservación de la naturaleza con un desarrollo sostenible, en el que lógicamente no caben proyectos como el presentado de cerramiento cinegético.
Amenaza el potencial desarrollo turístico del Valle del Cabriel, dado que este proyecto limita actividades respetuosas con la naturaleza, que son el principal atractivo de esta comarca.

3. La totalidad del vallado se ubica en el ámbito territorial del Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) “Hoces del Cabriel, Guadazaón y Ojos de Moya”, y de la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) del mismo nombre. Por tanto incluidas dentro del territorio perteneciente a la Red Natura 2000, y sujeta a Directiva Comunitaria. Se trata de un área de dispersión de aves rapaces rupícolas como el águila perdicera, en peligro de extinción, y águila real y halcón peregrino como vulnerables. Se considera que la fragmentación del territorio y la intensificación de la práctica cinegética son altamente perjudiciales para garantizar una adecuada calidad del hábitat que propicie la supervivencia de estas especies de fauna protegida, y para las especies en peligro de extinción la normativa establece la prohibición de actividades que puedan causarles molestia. En cuanto a la vegetación, cuenta con numerosas especies incluidas en el Anejo 1 de la Directiva Comunitaria 92/43. Tanto la implantación del cerramiento como la introducción del ciervo, generarían una importante afección sobre la vegetación, por desbroces en su perímetro y ramoneo, agravados por los factores climatológicos del lugar y su elevada pendiente, que producirían graves efectos erosivos.
Los argumentos anteriores son recogidos de la Resolución de 5 de junio de 2008 de la Dirección General de Evaluación Ambiental, sobre la Declaración de I. A. del “Cerramiento Cinegético en el Coto la Majal”, en la que se declara que el proyecto de cerramiento es incompatible con la conservación de los recursos protegidos del área. El coto la Majal está ubicado en la misma zona geográfica, a una distancia inferior a 5 kms, y con idénticas condiciones geológicas y ecológicas que la finca de la Huerta Villena.

4. El valle del Cabriel es un corredor ecológico natural, en el que este proyecto de vallado supone una barrera artificial a la dispersión y mantenimiento de especies de fauna y flora. Circunstancia que se ve agravada, dado que la única alternativa de vallado posible recogida en la legislación sería la de 1.000 hectáreas, y ocuparía toda la zona del valle del Cabriel, desde el mismo río hasta la zona de cultivos. Los 100 metros que propone el E.I.A. sin vallar son totalmente insuficientes y una ofensa a la lógica natural, y tal y como reconoce el propio estudio es la alternativa de mayor impacto.
Además el valle del Cabriel tiene un alto interés por la presencia de mamíferos carnívoros, tal y como se refleja en Estudio realizado por el biólogo Javier Barona para Centro de Estudios Albacetenses. Especies como la garduña, tejón, nutria, gineta y gato montés, entre las más representativas. La Sociedad Española para la Conservación y Estudio de los Mamíferos (SECEM), tiene propuesta Declaración de Zona Importante para los Mamíferos para la “Sierra del Suroeste de Valencia y Hoces del Júcar y Cabriel”, área donde se encuentra la finca de la Huerta Villena.
En la finca donde se ubica el proyecto de cerramiento cinegético de el coto “Huerta Villena”, se encuentran especies de aves, entre los que destaca la presencia del águila perdicera, (en peligro de extinción, y que tiene un Plan de Conservación), y también otras rapaces recogidas en la Directiva Hábitats, como el águila real, águila culebrera, halcón peregrino, y entre las que señalamos el búho real, por la alta mortandad que presenta en choques con vallados.

5. La finca es atravesada por caminos públicos que se verían afectados. Los pasos canadienses recogidos en el Estudio de I.A. no limitan la circulación de vehículos, pero si por ejemplo la movilidad a caballo. Los pasos canadienses necesitan de autorización por parte del Ayuntamiento de Alborea para su colocación, por lo que el Ayuntamiento tiene una importante herramienta para evitar este proyecto.

6. Por último destacar La Vocación pública del monte privado:
La propiedad de las fincas forestales reside en sus aprovechamientos derivados de las mismas, como la caza, apícolas, madereros… Pero el monte privado también genera otros beneficios inmateriales como el paisaje, contemplar especies protegidas, las especies no cinegéticas, el bienestar que nos produce el paseo…, que en el caso de los cerramientos, los propietarios de las fincas privadas se apropian de estos beneficios no económicos, que perderíamos los habitantes de Alborea y de la comarca de la Manchuela.

En conclusión:
La Constitución manda a los poderes públicos velar por la utilización racional de los recursos naturales para proteger y mejorar la calidad de vida y defender y restaurar el medio ambiente. El Código Penal tipifica como delito perjudicar gravemente las condiciones de vida animal, bosques y espacios naturales, y el Tribunal Supremo considera que se comete este delito por la simple puesta en peligro de las condiciones de vida animal. En el Convenio de Berna, España se obligó a restaurar el hábitat natural de flora y fauna silvestre, y sin embargo, un terreno vallado es todo lo contrario de un hábitat natural de flora y fauna silvestre, y el mayor atentado posible contra su supervivencia.

Son los Valores Naturales del Valle del Río Cabriel como corredor ecológico, los que tenemos obligación, la sociedad civil, de proteger de los derechos privados. Esta protección es incompatible con este proyecto de vallado y su futura actividad cinegética, por el impacto ambiental sobre la fauna y flora y el paisaje, por el impacto social que supone la pérdida de espacios naturales para los vecinos de Alborea y de la comarca de la Manchuela, y por el impacto económico sobre la población general. Además hacer hincapié en que el Valle del Cabriel en su lado castellano-manchego no tiene tradición de aprovechamientos de caza mayor cercados, y este proyecto, y otros que pueden venir detrás, pueden suponer una problemática ambiental y social, en una comarca donde no existe esta situación.

Por todo ello, tal y como se han manifestado la mayor parte de la población a través de sus representantes políticos en los Ayuntamientos del Valle del Cabriel, ACEM – Ecologistas en Acción de la Manchuela,

SOLICITA:

Que no se autorice ningún cerramiento cinegético, y por tanto proponemos la desestimación definitiva del proyecto de cerramiento cinegético en el coto de la Huerta Villena (AB- 10650), en cualquiera de las alternativas presentadas, por ser incompatible con la protección de los valores naturales que han hecho incluir esta zona dentro de la Red Natura 2000. Manteniendo así la coherencia con la Resolución de 5 de junio de 2008 de la Dirección General de Evaluación Ambiental, en que se considera incompatible el proyecto de cerramiento cinegético de la Majal, (idéntico al de la Huerta Villena), y la conservación de los valores naturales de estos espacios, incluídos dentro de la Red Natura 2000.

En Alborea a 29 de diciembre de 2008.