Denuncian la creación de microparcelas agrícola con vallado y chozas en Vélez

Con fecha 31-XII-2009, el Gabinete de Estudios de la Naturaleza de la Axarquía (GENA-Ecologistas en Acción), ha presentado ante el Ayuntamiento de Vélez-Málaga una denuncia de un proceso de microparcelación para la creación de pequeños huertos en régimen de alquiler en este municipio.

En efecto, en el término municipal de Vélez-Málaga, a la altura del cruce del Camino de Enmedio con la carretera del arco Vélez-Marbella, a su paso por el sur de la urbanización El Rubeltor, esta asociación ha detectado una inusitada proliferación de microparcelas, al parecer vinculadas a la actividad agrícola, a modo de "campitos".

El conjunto parece ser una parcela que un propietario ha subdividido para alquilarla a personas que desean tener un terreno para cultivar algunos productos hortícolas.

Esta asociación valora positivamente esta actividad, especialmente si se hace de manera ecológica y por personas que encuentran en la misma una alternativa de ocio que a su vez le procura sustento nutritivo.

Sin embargo, consideramos que la forma en que se está procediendo a realizar este tipo de actividades no es la mejor manera de preservar un entorno de calidad visual y paisajística, puesto que cada microparcela ha sido vallada con cañizo, telas plastificadas y otros tipos de materiales en un variopinto conjunto que ofrece un aspecto cutre y tercermundista al entorno de Vélez.

Por otra parte, agrava la situación el hecho de que en la mayoría de las micro-parcelas se está procediendo a la construcción de chozas con materiales diversos, que no sólo contribuye igualmente a degradar el entorno visual, sino que introduce un elemento nuevo, el habitáculo, que con toda seguridad, tal como ha sucedido en otros puntos de este municipio y de otros de la Axarquía, irá seguido de la construcción de aseos, alberca-piscina y finalmente una vivienda, con lo que se creará un nuevo asentamiento, una urbanización irregular de segundos residentes de fin de semana que se reúnen allí como opción de ocio.

Dado que estamos observando que esta especie de “moda” se está extendiendo (junto a este asentamiento hay otro que ya está preparándose) y va a convertirse en nuevos asentamientos que van a crear infraviviendas y una imagen deplorable para el entorno periurbano de nuestro municipio, y considerando que es urgente actuar antes de que se extienda y se convierta en un problema irreversible, es por lo que hemos tomado la decisión de denunciar estos hechos sugiriendo al Ayuntamiento que establezca unas normas claras para otorgar licencias para estas actividades, de forma que quede terminantemente prohibido la construcción de vallas de cualquier clase así como de chozas, limitándose única y exclusivamente a la parcela agrícola.