Madrid sigue sin vigilar y controlar las instalaciones radiactivas

Ecologistas en Acción insta a la Comunidad de Madrid a hacerse cargo de las instalaciones radiactivas de la región mediante la firma del acuerdo de encomienda con el CSN. La proliferación de instalaciones radiactivas de todo tipo hace que el CSN no tenga capacidad para garantizar la seguridad de todas ellas, por lo que lo más razonable será, sin duda, la transferencia de su vigilancia a las comunidades autónomas.

El 8 de marzo de 1988, la Asamblea de Madrid aprobó por unanimidad una propuesta de IU, realizada por Ecologistas en Acción. En ella se instaba al Gobierno regional a firmar un acuerdo de Encomienda con el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) para hacerse cargo de la seguridad de las instalaciones radiactivas de la región. La enorme proliferación de instalaciones radiactivas hace que el CSN no tenga medios para garantizar la seguridad de todas ellas, por lo que Ecologistas en Acción estima que, debería por un lado limitarse la puesta en marcha no justificada de estas instalaciones, y por otro lado la transferencia de competencias sobre ellas a las comunidades autónomas que todavía no lo han hecho, como la de Madrid.

En el año 2003, y según el censo del CSN, existían en España 22.947 aparatos de rayos X para usos médicos y 1.354 instalaciones radiactivas autorizadas (una de primera categoría, 969 de segunda y 384 de tercera). La Comunidad de Madrid figura a la cabeza de las autonomías españolas, pues cuenta con 260 instalaciones radiactivas de investigación (incluida una de primera categoría), médicas e industriales, y con 3.193 aparatos de rayos X de uso médico (datos de 2003). A pesar de estas abultadas cifras, la Comunidad de Madrid no ha firmado todavía el Acuerdo de Encomienda.

La primera comunidad en hacerse cargo de sus instalaciones radiactivas fue Cataluña. Tras el resultado positivo de la experiencia, la Comisión de Industria del Congreso de los Diputados instó a los gobiernos regionales a la firma de acuerdos similares. En la actualidad tienen estos acuerdos firmados, además de Cataluña, las comunidades de Valencia, Baleares, Navarra, País Vasco y Galicia, y en proceso en Asturias y Canarias. Tal es el interés e intensidad de la colaboración de las comunidades autónomas que de las 1.535 inspecciones realizadas en 2003, 700 fueron realizadas por el CSN y 835 por los servicios correspondientes de las comunidades autónomas con acuerdo de encomienda (319 en Cataluña, 175 en la Comunidad Valenciana, 65 en Galicia, 169 en el País Vasco, 73 en Navarra y 34 en Baleares).

Ecologistas en Acción opina que es demasiada la alegría con que se permite la instalación de instalaciones radiactivas, lo cual lleva a una proliferación de fuentes radiactivas cuyo inventario es cada vez más extenso y complejo. Como, por otra parte, el CSN no crece en medios de inspección a la misma velocidad que lo hacen las instalaciones, se hace imprescindible que las comunidades autónomas, que son los agentes más próximos a las instalaciones, se hagan cargo de las inspecciones, vigilancia y control. En particular, el Gobierno de la Comunidad de Madrid, debiera tomar la iniciativa y firmar el acuerdo de encomienda. sobre todo teniendo en cuenta el elevado número de instalaciones que hay en su territorio.