El II PDS no da solución al problema del agua

Ecologistas en Acción ha presentado una serie de alegaciones al II Plan de Desarrollo Sostenible (PDS) de Doñana destinadas a corregir, fundamentalmente, las numerosas deficiencias que en su opinión recoge el documento en el tratamiento de la incidencia que la agricultura intensiva y el desarrollo de infraestructuras de comunicación terrestres tienen en el Espacio Natural de Doñana.

Según recogen estas alegaciones, estos factores, que son los principales responsables del aislamiento del espacio protegido y del cortocircuito que sufren sus procesos biológicos, tienen un análisis y desarrollo insuficientes en el plan estratégico. En dichas alegaciones señalan que, a pesar de que en el plan se diagnostican los problemas ambientales generados por usos agrícolas intensivos, no se proponen medidas acordes con la gravedad de una situación a la que ningún Gobierno ha podido dar freno hasta el momento.

Es más, criticamos que en el documento se constata la clara intención de consolidar la superficie de cultivos bajo plástico, sobre todo, en la zona forestal del noroeste. En consecuencia, el II PDS debe imponer límites y corregir propuestas, al objeto de limar el Plan de Regadíos vigente y adecuarlo a la particular situación de Doñana. Lamentamos que Doñana ha sido un mal ejemplo de cómo gestionar la agricultura en los alrededores de un Espacio Natural Protegido.

Hay que recordar que según un estudio de WWF España, el total de superficie transformada en parcelas ocupadas por plástico en la fecha de aprobación del Potad en 2003 asciende a 10.806 hectáreas, afirmando que lo más preocupante es que este incremento corresponde, en una gran proporción, a superficies de monte público y zonas en las que expresamente está prohibido este cambio de uso.

Además, especialmente grave es la relación de los cultivos intensivos con el acuífero Almonte-Marismas del que se nutre el Espacio Natural, apuntando que la Comisaría de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir detectó en el año 2007 unos 800 pozos ilegales, concentrados en el sector noroeste.

El efecto que esta concentración de pozos ilegales que riegan los campos de fresa, tal y como recoge el plan, es que, en la actualidad, las descargas al arroyo de La Rocina presentan un déficit que oscila entre 3 y 5 hectómetros cúbicos al año.

Ecologistas en Acción critica que la puesta en marcha contemplada en el Plan de una Oficina Técnica de regularización de explotaciones agrícolas como medida de apoyo a los agricultores. Las explotaciones ilegales tienen que ser perseguidas por la Justicia y sus propietarios responder ante los tribunales por los delitos cometidos, más en un espacio de valores naturales tan sobresalientes como Doñana, no recibir asesoramiento.

En relación con las infraestructuras viarias, la organización ecologista subraya la apuesta del II PDS por modificar el patrón de la movilidad general, otorgando prioridad a los modos de transporte públicos en detrimento del uso del vehículo privado, así como mejorar la accesibilidad interna mediante la creación o adecuación de nuevos viarios que no menoscaben la conectividad ecológica, en especial, sobre las poblaciones de especies amenazadas, como el lince.

Para finalizar, nuestra organización critica la propuesta de conexión fluvial entre Isla Mayor y Lebrija, así como la mejora del viario entre Isla Mayor y las zonas demandantes de empleo del norte y oeste de Doñana, porque constituyen, sin lugar a dudas, los cimientos de lo que será el futuro trazado de la conexión Huelva-Cádiz. La propuesta ecologista pasa por la recuperación del Guadalquivir.




Visitantes conectados: 639