Seguimos reclamando información sobre las antenas

Después de más de un año reclamando información sobre la situación de las antenas de telefonía móvil, no se nos entrega ni un solo papel.

Ecologistas en Acción y la Federación de Vecinos Guadalquivir desde Febrero de 2008, viene reclamando en las diferentes convocatorias del Consejo Asesor de Medio Ambiente, acogiéndonos al Derecho de Información, que se nos suministre información de la situación actual de las antenas instaladas en el término de Sanlúcar. Hasta el momento no se nos ha remitido por parte de la Gerencia de Urbanismo, nada.

El pasado jueves 14 de enero como anunciamos en los medios de comunicación se celebró la reunión de la comisión de trabajo sobre las antenas de Telefonía móvil, a petición de varios colectivos sociales, en la propia Gerencia de Urbanismo. En dicha reunión asistieron representantes tanto de Ecologistas en Acción como de la Federación de Vecinos Guadalquivir, al igual que varios técnicos del Ayuntamiento de Sanlúcar como la propia Gerente de Urbanismo, Mónica González.

Nada más comenzar la reunión pedimos la palabra donde matizamos que en el orden del día no se reflejaba la modificación de la Ordenanza Municipal Reguladora de la Instalación de Estaciones Radioeléctricas, donde estos dos colectivos habían presentado varias propuestas. La Gerente de Urbanismo se excusa que a día de hoy no se ha tenido tiempo de incluirlas por falta de personal cualificado, pero que para el próximo Consejo de Medio Ambiente nuestras propuestas serán adjuntadas al documento.

Del mismo modo, la información que hemos venido demandando al Equipo de gobierno (donde en Febrero de 2008 por parte de la propia Gerente de Urbanismo se compromete a facilitar dicha información), hasta el momento no se nos ha suministrado nada por escrito como los niveles de exposición de cada una de ellas, situación legal actual, que actuaciones se ha van llevar a cabo para desmantelar aquellas instalaciones no regularizadas. La Gerente de Urbanismo, Monica González, nos contesta que toda esta información está publicada en el web del Ministerio de Industria, ahí es donde podemos ver varios datos de las antenas. Nosotros volvemos a insistir que no cuesta nada de poner con claridad toda la información en la web del Ayuntamiento y de esta forma ir minimizando la preocupación que padece los vecinos sobre esta materia, tal como se aprobó en un Consejo Asesor de Medio Ambiente. La propia Delegada de Medio Ambiente, Inmaculada Muñoz, lo corroboró en dicho consejo.

Por consiguiente, Ecologistas en Acción y la Federación de Vecinos Guadalquivir, vuelva a reclamar las siguientes sugerencias para que se tenga en cuenta para el próximo Consejo Asesor de Medio Ambiente:

- Poner a disposición pública los planes de implantación de 16 antenas que se quieren instalar, realizando una moratoria hasta que todos los datos (niveles de exposición, situación legal, ...) de las antenas ya instaladas (actualmente funcionan legalmente 10) estén disponibles al ciudadano.

- Apostar porque la información sea transparente y abierta a la participación, en las futuras instalaciones y de esta forma ir reduciendo la percepción social del riesgo asociado a estas infraestructuras.

- Elaborar un listado de zonas menos sensibles por parte de la Gerencia de Urbanismo, evitando la ubicación muy cerca de escuelas, hogares de ancianos y centros de salud.

- Realizar campañas de sensibilización dirigido a los más jóvenes, que son los principales usuarios de telefonía móvil, ofreciendo información sobre los riesgos para la salud y seguridad en las prácticas de uso.

- Realizar campañas de concienciación en los centros educativos dirigidas a niños y niñas y al personal docente y directivo, sobre todo con respecto al uso del móvil y a las instalaciones WIFI en centros de enseñanza.

La constatación bajo el peso de la evidencia científica de efectos biológicos de la contaminación electromagnética significa el paso de ir reduciendo los niveles de exposición mucho más restrictivos bajo el principio de precaución; como así lo han comenzado a hacer países europeos.

La aplicación del Principio de Precaución y principio ALARA/ALATA (la mínima emisión técnicamente posible), distancias de seguridad a zonas residenciales, centros docentes y centros de salud y el control restrictivo del despliegue de estas infraestructuras, deben ser los criterios básicos a la hora de autorizar la ubicación de este tipo de infraestructuras eléctricas y de telecomunicaciones, por parte de la Gerencia de Urbanismo.

El Ayuntamiento es el que tiene que desempeñar el principal papel, la defensa de la salud y la legalidad urbanística y promulgar ordenanzas municipales, que garanticen los derechos ciudadanos frente a los intereses de las operadoras de telefonía.




Visitantes conectados: 708