Medio Ambiente supedita a los planes urbanisticos a los Ayuntamientos

Medio Ambiente pretende que las normas de protección de los parques
naturales se supediten a los planes urbanísticos de los Ayuntamientos.

La Consejería de Medio Ambiente (CMA) ha modificado el controvertido
“Proyecto de Decreto por el que se establece el régimen general para la
planificación de los usos y actividades en los parques naturales y se
aprueban medidas de agilización de procedimientos administrativos”,
eliminando la polémica propuesta de eliminar la autorización para las
construcciones de hasta 40 m2, pero introduciendo normas que dan prevalencia
a los planes urbanísticos sobre la normativa de los parques naturales.

Bajo el subterfugio de “agilizar los trámites administrativos” se pretende
dar un giro muy peligroso a la normativa de protección de los parques
naturales, al estipular que los Planes de Ordenación de los Recursos
Naturales (PORN) y los Planes Rectores de Uso y Gestión (PRUG) de los
parques se supediten a los Planes Generales de Ordenación Urbana (PGOU).

El Artículo 2 del Proyecto de Decreto estipula que “Las previsiones
urbanísticas relativas a parámetros de edificación y características
constructivas contenidas en los PORN y PRUG de los distintos parques
naturales, no serán de aplicación en aquellos municipios en los que los
planes urbanísticos hubiesen sido en su tramitación sometidos a evaluación
ambiental y aprobados definitivamente con posterioridad a la entrada en
vigor de los citados instrumentos de planificación ambiental”. Teniendo en
cuenta que todos los PGOUs cuentan por imperativo legal con esta “evaluación
ambiental, que siempre es favorable, es evidente que los PORNs y PRUGs de
los parques naturales se subordinan a los PGOUs, cuando la legislación
vigente prescribe todo lo contrario. Además se excluyen a los suelos urbanos
y urbanizables de cumplir las normas de los parques naturales, haciendo de
nuevo una peligrosa dejación de funciones sin base legal alguna, sobre todo
en lo referente a la tipología constructiva tradicional de los núcleos
urbanos. Para colmo se estipula que el silencio administrativo será positivo
cuando la CMA no conteste a solicitudes de autorización de todo tipo de
edificaciones o infraestructuras, incluso si no se ajusta al PORN o PRUG.

Hay que resaltar que la legislación básica estatal (Ley 42/2007 del
Patrimonio Natural y de la Biodiversidad) deja claro que “Cuando los
instrumentos de ordenación territorial, urbanística, de recursos naturales
y, en general, física, existentes resulten contradictorios con los PORNs
deberán adaptarse a éstos. En tanto dicha adaptación no tenga lugar, las
determinaciones de los PORNs se aplicarán, en todo caso, prevaleciendo sobre
dichos instrumentos”. La Junta pretende poner en manos de los Ayuntamientos
la planificación de los parques infringiendo la Ley que regula el régimen de
protección de estos espacios naturales.

En el proyecto de Decreto se reduce la superficie de las casetas que se
pueden construir sin autorización en los parques naturales, de 40 m2 a 6 m2,
y la longitud de las pistas forestales, de 2.000 m a 100 m, lo que demuestra
que teníamos razón al criticar que esas medidas eran innecesarias para la
explotaciones agrosilvopastorales, y que eran solo una escusa para urbanizar
el campo.

El proyecto de Decreto incluye la obligación de solicitar autorización para
actividades de nula impacto ambiental, y que realizan miles de visitantes a
los parques naturales, como son “La observación de la fauna y flora y la
observación geoatmosférica, las actividades de filmación, grabación sonora y
fotografía…” mientras que exime de autorización a actuaciones de alto
impacto como: el desarraigo de cultivos leñosos o la fumigaciones aéreas en
terrenos agrícolas como los olivares.

Este Proyecto de Decreto no incluye ni una medida para “agilizar los
procedimientos administrativos”, sino que los complica aumentando la
burocracia. Así, pretende que todas las solicitudes de los ciudadanos se
presenten en las delegaciones provinciales de la CMA, quitándole competencia
a las oficinas de los parques y a los/las directores/as, que no podrán
autorizar nada. Todas las autorizaciones se centralizan en los/as
delegados/as de la CMA.

El proyecto de Decreto incluye varias disposiciones finales, que modifican
otros Decretos:

* Se modifica el Reglamento Forestal para eximir de
autorización a actuaciones de tanta trascendencia como cortas de arbolado,
sustitución de especies principales, desbroces de matorral…

* Se modifica el PRUG del Parque Natural Sierra Norte de
Sevilla para permitir la implantación de actuaciones de interés público (¿)
de usos industriales o terciarios en suelo no urbanizable.

* Se modifica el PRUG del Parque Natural Los Alcornocales
para reducir las parcelas para construir viviendas y naves. La superficie
mínima para la construcción de viviendas pasa de 50 ha en explotaciones
forestales y 20 ha en agrícolas, a 25 has y 5 has respectivamente, y se
reduce la superficie necesaria para construir naves y almacenes en terrenos
forestales y agrícolas de 20 has a 10 has, y de 10 has. a 3 has.
respectivamente.

Este fue el parque natural de donde surgió la presión de los alcaldes para
reducir la protección de los parques naturales. Al final, se permitirán más
edificaciones en este emblemático parque natural en fincas cuya superficie
no justifica el principio básico del PORN, del PRUG y de la LOUA, de que las
viviendas unifamiliares aisladas estén vinculadas a las explotaciones de las
fincas, y exista una necesidad justificada de su implantación, para que no
se conviertan en segundas residencias.

Ecologistas en Acción se opondrá con todos los medios legales a nuestro
alcance a que se apruebe este auténtico despropósito que pretende poner en
manos de los Ayuntamientos y de los especuladores urbanísticos la
planificación de los parques naturales. Ecologistas en Acción presentará
medidas que lleven a una disminución efectiva de la burocracia en los
parques naturales tendentes a reducir los plazos de contestación a los
ciudadanos y a potenciar las oficinas de los parques naturales como base de
una relación más ágil entre administración y habitantes de los municipios de
los parques naturales.