Reforestación en el Monte de los voluntarios

Unas 100 personas realizaron labores de reforestación en la zona del incendio de hace seis años en la cuenca minera.

En la actividad convocada por Ecologistas en Acción de Huelva y de Sevilla, en el marco de la campaña “Un andaluz, un árbol”, con la participación también de un grupo de voluntarios de WWF-ADENA, se plantaron unos mil ejemplares de especies forestales de monte mediterráneo en el lugar conocido como “Monte de los Voluntarios”, entre Berrocal y El Madroño.

Juan Romero, de Ecologistas en Acción y portavoz de la Plataforma “Fuegos nunca más” destacó en la bienvenida a los participantes, que tras el final del juicio hace unos días, uno de los mayores desastres ambientales de los últimos años, con dos personas muertas y miles de hectáreas quemadas, puede cerrarse sin determinación de responsabilidades y sin que se terminen sabiendo las causas y motivaciones que lo originaron. Por otra parte, denunció también que aumentan las pérdidas de suelo forestal por transformaciones de suelo para plantaciones industriales en el perímetro de la zona incendiada y reivindicó la urgente ordenación de los cultivos de cítricos y eucaliptos, ya que estos en ningún caso deberían invadir zonas de barrancos o laderas de fuertes pendientes.

Hacia el lugar de siembra

Tras llamar la atención sobre la capacidad de recuperación natural del matorral noble que caracteriza el monte mediterráneo, se iniciaron las actividades de plantación que se combinó con la observación de resultados y medidas de cuidado de las anteriores repoblaciones en la zona.

Tras la plantación, se realizó una actividad de senderismo educativo en la que se accedió a dos emplazamientos prehistóricos en el entorno de El Madroño. La fragilidad y abandono de estos restos prehistóricos (un dolmen y unos petrogrifos) llevó a los senderistas a reivindicar la necesidad de que estos importantes valores se cataloguen y protejan debidamente.